Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julio Terán y sus cuatro hijos disfrutarán estas vacaciones en su nueva piscina

Julio Terán podrá disfrutar este verano de las vacaciones junto a sus cuatro hijos adoptados. Él es el segundo eslabón de la cadena de favores de 'AR'. Se puso en contacto con 'El programa de Ana Rosa' porque la crisis no le permitía llevar a sus pequeños de veraneo. Ahora, con la ayuda de José Oneto, los cinco podrán chapotear en su propia piscina. Feliz con esta noticia, ha llegado al plató del programa para contar cómo ha sido la historia.
Así es 'El poder de la gente', la nueva sección del programa, que la semana pasada estrenó José Oneto. Cuando alguien recibe la ayuda desinteresada de otra, se debe comprometer a ayudar a un tercero, también desinteresadamente. Eso es lo que ha hecho José. Cuando este joven de 23 años se convirtió en el primer eslabón de la cadena de 'AR' tuvo que aceptar el reto de ayudar a otra persona. Esa persona era Julio Terán, un padre soltero de Cantabria, que ha adoptado cuatro hermanos en Rusia y que ahora tiene dificultades económicas para llevarles de vacaciones.
¿Y cómo les ayudó? ¿Qué solución encontró José?  Nuestro primer eslabón se las ingenió como pudo para construirles, lilteralmente, una piscina en el jardín de su casa. Allí disfrutarán los cinco de estas vacaciones de verano. Por eso, igual de ilusionado que Julio, están sus hijos, entre ellos Valentina. La pequeña de la casa ha acompañado a su padre al plató del programa, donde ha contado que todavía no han estrenado su 'nuevo juguete' aunque está deseando.
Pero ahí no acaban las sorpresas. Cuando la pasada semana escuchamos la historia de Julio, Esther se puso manos a la obra. Esta granadina también ha decidido aportar un grano de arena para solucionar el problema de Julio. Así, a través de una llamada de teléfono, ha dado la otra sorpresa del día: "Tengo una casa en Motril, cerca de la playa  y quiero dejarles mi piso para que disfruten de la playa".
La historia de Julio
Valentina es la menor de los cuatro hijos de Julio. Tiene otros tres hermanos en España, de 19, 17 y 15 años. Los dos primeros llegaron hace más de diez años. En 1999 "vi un anuncio en prensa de que buscaban familias para acoger a niños en verano", ha explicado Julio. Pero éste fue sólo el principio, a partir de ahí empezaron los trámites.
Tras esta experiencia como padre de acogida, Julio se puso en contacto con el internado. "Entonces me hablaron de Miguel, el mayor, y me dijeron que tenía una hermana en un situación muy delicada y no lo dudé. Se vinieron los dos", ha contado. Dos años después le "llegaron noticias de que Iker (ahora de 17) estaba en un hospital y que lo estaba pasando mal. Luevo Valentina, que tiene 10 años, vino con cuatro en una situación muy delicada de salud", ha contado visiblemente emocionado.
Pero ellos cuatro no son los únicos miembros de esa familia. Tienen un quinto hermano que vive en Rusia. Julio se ha propuesto traerlo, "pero tiene 21 años y es muy difícil". Los que sí se vendrán a España son otros dos niños, de los que ya ha firmado sus trámites de adopción.
Papá desde el primer momento
Julio, que ha sido el primer hombre soltero al que se le ha permitido adoptar en Cantabria, oyó cómo le llamaban 'papá' desde el primer momento.  "Consulté con el psicólogo y me dijo que les dejara que me dieran el papel que quisieran" y fueron ellos los que libremente decidieron darle el de padre. Y es que los cuatro están encantados. "Es bueno y siempre está a nuestro lado", ha dicho Valentina.
Él lo ha contado de otra manera: "Intento hacer lo que puedo. Todos nos apañamos bien". Su único problema era que le daba pena y no podía llevarles de vacaciones.
 El próximo eslabón
Después de recibir esta ayuda ahora le toca el turno a Julio. Este padre cántabro tendrá que continuar la cadena y    echar una mano a Saulo y Lucía.
El próximo eslabón es una pareja que tiene cinco hijos y esperan un sexto. Su problema es que son fisioterapeutas y ninguno tiene trabajo. De hecho, la familia al completo se ha tenido que ir a vivir a casa de la madre de ella. "Ya llevamos casi dos años así", explica en un  vídeo.
¿Cómo podrá ayudarles Julio? ¿Qué hará por ellos? La respuesta la tendremos la próxima semana. Y recuerda que tú también puedes participar en la sección y recibir la ayuda de alguno de los telespectadores del programa. Sólo tienes que rellenar y seleccionar en el desplegable la opción cadena de favores. Cualquier cosa vale. ¡Anímate a participar! este formulario