Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lourdes Garzón, directora de Vanity Fair: "No hemos recibido una llamada de Casa Real"

A punto de llegar a los kioskos, el nuevo número de la revista Vanity Fair protagonizado por los Príncipes de Asturias ya se ha convertido en tema de debate. La foto de los príncipes y la frase que abre el reportaje ha levantado las suspicacias de todos los medios sobre si la Casa Real ha dado alguna indicación a la publicación a la hora sacar a la luz las conversaciones con Doña Letizia y Don Felipe.
Aunque desde hace semanas se lleva especulando con la posibilidad de que Doña Letizia protagonizara la portada de la publicación, Vanity Fair ha sorprendido hoy con una portada en la que aparecen los Príncipes durante un acto oficial. Nada más ver la luz la fotografía, las especulaciones sobre una posible llamada de la Casa Real para ofrecer indicaciones a la revista han inundado los medios y la directora de la publicación se ha visto obligada a desmentirlas en 'El programa de Ana Rosa'
"No es cierto que hayamos recibido ninguna llamada de Casa Real ni ninguna presión ni que hayamos retirado una foto anterior, ni que hayamos cambiado la orientación del reportaje ni la imagen por presiones de la Casa Real". Así de tajante se muestra Lourdes Garzón, directora de Vanity Fair, para aclarar la polémica que ha salpicado al número de marzo de su revista, protagonizado por los Príncipes de Asturias.
Una sesión de fotos de tres semanas
Tal y como ha señalado la directora de la publicación, las fotografías están realizadas por Nick Dazinguer, un fotógrafo inglés que ya trabajó con ellos en la realización del reportaje de Toni Blair y que ha fotografiado incluso a la Reina Isabel de Inglaterra.
Según, Lourdes Garzón, la sesión de fotos se alargó durante tres semanas y siempre ha sido Vanity Fair la encargada de seleccionar las fotos que ilustrarían el reportaje. "La sesión de fotos se hizo durante varios días. Estuvo durante varias sesiones haciendo fotos de los Príncipes y esa sesión es la que se ha publicado. ¿Quién ha elegido las fotos? Vanity Fair. En ningún momento ha habido una foto que se retirara ni otra foto que quisieramos publicar en lugar de esta ni una llamada de Zarzuela pidiéndonos nada."
Además, la directora de Vanity Fair ha puesto de manifiesto que a lo largo de las tres semanas el fotógrafo ha realizado fotografías en diversos ambientes. "Las fotos las hemos realizado en varias circunstancias y momentos a lo largo de tres semanas. Todas las fotos son nuestras y han sido hechas por Nick Dazinguer, que es un fotógrafo inglés  que vino de Londres a lo largo de varias semanas en varias ocasiones a realizar este reportaje... En Vanity tenemos la voluntad  y nos esforzamos en que la imágenes sean de calidad, que los fotógrafos o internacionales sean de calidad." ha querido aclarar.
Tal y como ha señalado la directora de la publicación, Nick Dazinguer ha tenido que ser acreditado, al igual que cualquier otro fotógrafo pero que siempre han intentado dar un punto de vista diferente a sus fotografía. "No cubrimos habitualmente información de Casa Real y eso quiere decir que no tenemos un fotógrafo acreditado habitualmente. Nosotros hacemos reportajes puntuales y traemos al profesional que creemos más conveniente y hay que acreditarlo como a todos... Intentamos que nuestros fotógrafos tengan un punto de vista distinto y que sean lo mejor posible y tener los mejores profesionales."
¿Ha habido entrevista a los Príncipes?
"Si hemos hablado con ellos para este reportaje no podemos contarlo" , comienza el reportaje autorizado publicado en el número de marzo de la revista Vanity Fair y que ha provocado la polémica en varios medios. ". Lo que creo y por lo que estamos muy contentos es porque damos una información de primera mano, solvente, una información novedosa, no sólo sobre la Princesa Letizia sino sobre cómo se está organizando desde Zarzuela la estrategia de la sucesión y sobre cómo la Princesa Letizia está adquiriendo, cada vez más, un papel protagonista en esa comunicación, en esa sucesión y ese cambio de rey. En ese paso de Juan Carlos I a Felipe VI", ha señalado Lourdes Garzón, quien no ha querido pronunciarse sobre si la revista había cumplido su deseo de entrevistar a la Princesa. "La princesa Letizia tiene muchas cosas que decir todavía", ha dicho Lourdes Garzón. Es un texto suficientemente elocuente como para que no tenga que hacer ningún comentario
El papel de la princesa en la sucesión
La aparición del Príncipe en la portada ha cogido por sorpresa a los medios, que especulaban desde hace semanas con una portada protagonizada por Doña Letizia. SIn embargo, según ha manifestado Lourdes Garzón, el reportaje giraba desde el primero momento sobre el futuro de la Corona. "El reportaje se planteó sobre cómo se organiza en Zarzuela la sucesión, cómo es el papel de los príncipes y mientras elaborabamos el reportaje era evidente que el papel de la princesa es fundamental".
Según ha señalado la directora de Vanity Fair, en el reportaje se pone de manifiesto la importancia de Doña Letizia en el proceso. "Lo que queríamos contar en el texto era que la Princesa Letizia, por un lado no tiene la sensación de ser la protagonista ni quiere serlo, pero por otro es evidente que para la situación juega un papel fundamental y la propia Zarzuela y la Casa Real reconoce, y así lo decimos en el texto, que su papel y su cercanía con la sociedad es fundamental, lo está siendo y lo va a ser en el momento de la sucesión"