Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marichalar ya no es tan simpático con la prensa

Don Jaime de Marichalar ya no muestra su mejor cara delante de los medios cuando se le pregunta por su vida personal. Su relación con la Infanta Elena es cada vez más distante y apenas se dirigen la palabra.
El Duque de Lugo, desde que se hiciera público su separación temporal con la infanta Doña Elena, ha cambiado su actitud con los medios. Ahora nos presenta su lado más serio y menos receptivo con los periodistas cuando se le pregunta sobre su vida sentimental.
Según la periodista y colaboradora de 'El Programa de Ana Rosa', Marisa Martín Blázquez, Don Jaime de Marichalar perdió los nervios con los fotógrafos al tomarle unas instantáneas junto a su hija Victoria Federica tras irle a buscar al colegio. Ante el seguimiento de cámaras y fotógrafos, Marichalar se mostró más reacio que nunca y se negó a contestar.  
Ante la presencia de los periodistas, el Duque de Lugo se puso nervioso y pidió a los reporteros que: 'no me toméis más fotografías, dejadme en paz'. Los reporteros que pesenciaron la tensa escena, se sorprendieron ante el nervisismo con el que el Duque de Lugo se dirigió. Además, el entorno cercano a los Duques de Lugo aseguran que la relación es cada vez más tensa y que prácticamente ni se hablan. No obstante, esto parece no afectar a la relación con sus hijos, Froilán y Victoria ya que Marichalar les sigue viendo con normalidad.
Su simpatía y bromas con la prensa quedan muy lejos de la actitud que muestra ante las cámaras. Ahora es un hombre solitario y serio que se niega a contestar a las preguntas que le hace la prensa. Sin duda, Jaime de Marichalar no atraviesa por uno de sus mejores momentos.