Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paloma Cela: “Andrés está destrozado”

Visiblemente preocupada, Paloma Cela explica que su amigo lo está pasando realmente mal. "Le conozco desde hace diecisiete años e imagino cómo debe sentirse. Estoy muy preocupada". Desde el momento en el que Andrés Pajares pasó a disposición judicial, la actriz ha estado en la comisaría cerca de su amigo, a la que también se ha aproximado Conchi Jiménez, ex del artista. Sus hijos, sin embargo, no han hecho acto de presencia.
Aunque carecía de datos fehacientes sobre lo ocurrido, Paloma Cela no dejó de repetir que él está sifriendo. Su mayor preocupación era conseguirle un abogado, sin embargo, el actor está siendo representado finalmente por un letrado de oficio.
 
Luis Rollán, colaborador de 'El Programa de Ana Rosa' ha tenido la oportunidad de hablar con Conchi Jiménez. Esta confesó que el día anterior al suceso, Andrés y ella habían discutido. Al parecer, él la había amenazado diciendo que si no se casaba con ella, la mataría. Además, le confesó el deseo de vengarse del bufete de abogados encargado de llevar sus cuentas.
 
Emilia Zaballos, ex abogada del actor, asegura que "Andrés Pajares está enfermo". Ella ha trabajado con él durante ocho años y explica, "he visto cómo se ha deteriorado día a día, tanto personal como económicamente". A raíz de lo problemas derivados de la clausura de su obra de teatro, y de la tensión generada en torno al actor, la abogada decidió dejar de gestionar sus contratos. Sin embargo, en ningún momento ha tenido problemas con él. De hecho, pide comprensión a todo el mundo. Porque, ante todo, es una persona con problemas psicológicos que está "completamente sola". A menudo, cuenta que le llamaba a altas horas de la noche sin excusa aparente. Era, a su modo de ver, una forma de pedir auxilio.
 
Última hora
 
En la madrugada del martes, Andrés Pajares tuvo que ser ingresado en el hospital Gregorio Marañón tras sufrir una crisis, desconocemos si por ansiedad, por problemas del corazón u otra causa. Regresó a la comisaría de Moratalaz, pero, al parecer, tuvo que recibir asistencia sanitaria por segunda vez. De momento, si su estado de salud no se lo impide, está llamado a declarar en los juzgados de Plaza de Castilla, hoy, 30 de abril.