Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Vivo escondida por miedo a que me mate"

Carmen en Ana RosaTELECINCO.ES
Carmen tiene 18 años y sufre malos tratos desde los 14. Cuando era tan sólo una niña se fue a vivir con su novio y hoy no sabe cómo escapar de él. Ha sido maltratada en público, tanto física como psicológicamente, y ha denunciado su situación en varias ocasiones, pero aún no ha obtenido una respuesta efectiva por parte de la justicia. Ahora vive escondida en una dirección secreta por miedo a que su ex pareja la encuentre y la mate.
"De la cárcel se sale, del cementerio no". Así de contundentes son las amenazas que Carmen sufre por parte de su ex novio, Raúl, que es siete años mayor que ella. Hace un año y medio le rompió la mandíbula de un puñetazo en plena calle pero Carmen no pudo denunciarle porque la policía de Valencia, donde vive, le dijo que si no podía declarar -le era imposible hablar debido a la lesión- no podían ayudarla, aunque la agresión hubiese sido pública y más que evidente. Ella sólo pide que se haga justicia. "Le he denunciado muchas veces, muchísimas y todavía no se ha celebrado ningún juicio". Sólo entró en la cárcel cuando se saltó la orden de alejamiento que le puse el año pasado, pero apenas estuvo 15 días y salió en libertad. Es más, él ha rehecho su vida, tiene una novia, pero no me deja en paz. La obligó a ponerme una denuncia a mí, diciendo que fui yo la que se saltó la orden de alejamiento porque me acerqué hasta su casa y les amenacé con quitarles la vida . "Tengo ocho testigos de que eso no fue así, pero todavía no han sido citados para declarar".
La lista de agresiones es larga. "Todo empezó por los celos. Venía a casa con sus amigos y me decía que por qué les miraba, me humillaba delante de la gente, me escupía, insultaba y amenazaba a mis amigos y amigas. Pensé muchas veces en abandonarle pero él no me dejaba y yo no le dije a mi familia nada de lo que me ocurría porque mi madre está enferma del corazón". De todas formas, Carmen no puede vivir con sus padres, porque él la encontraría. Por eso se ha escondido en casa de unas amigas y de momento parece que está a salvo, pero el miedo no le deja dormir. "Me he tendido que ir del pueblo porque tengo miedo. Sé que mi familia me puede proteger, porque tengo nueve hermanos, pero cuando salgo a la calle no estoy tranquila porque ese chico es capaz de todo. Yo sólo quiero que me deje hacer mi vida, por favor, que llevo así desde los 14 años".
Hace un mes, su ex novio le volvió a romper mandíbula. Por eso Carmen quiere que la justicia actúa antes de que sea demasiado tarde, aunque no confía demasiado en los tribunales. "Un fiscal me dijo que si seguía denunciando a Raúl, la que iba a ir a la cárcel iba a ser yo, y yo no he hecho nada malo. He venido aquí al programa con la esperanza de que se haga justicia de una vez".