Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los caprichos de la Pantoja

Ya sabíamos que las estrellas internacionales tenían sus excentricidades, un camerino lleno de rosas, todo el mobiliario en blanco... Sin embargo, no sabíamos que una de nuestras grandes tonadilleras ponía sus condiciones antes de firmar un contrato.
 
 
 
  • Dos grandes camerinos cercanos al escenario y lo suficientemente grandes como para alojar a 10 persona.
  • Una persona de confianza que le acompañe al centro de la ciudad en caso de necesitar algunas compritas.
  • Qué los camerinos estén cubiertos casi en su totalidad por alfombras.
  • Varios espejos de cuerpo entero.
  • Sillas cómodas para 10 personas.
  • Un sofá.
  • Una mesa con catering.
  • Una mesa de maquillaje con iluminación.
  • Que uno de los camerinos cuente con una estación de plancha profesional y una serie de percheros para poder colgar sus trajes.
  • Una caja de agua mineral con gas y otra de agua sin gas.
  • Muchos refrescos. Mucha Coca cola Light, que es lo que bebe Maribel.
  • Fruta fresca y sándwiches variados.
  • Vasos consistentes.
  • Mucho hielo para estar fresquita.
  • 20 toallas blancas de buen tamaño.
  • Qué el escenario esté a una distancia fija del público.
  • Y sobre todo que toda su gente esté muy a gusto.