Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un desayuno en libertad

Farruquito pasa en la cárcel 'Sevilla II' únicamente ocho horas diarias que puede repartir según necesidades justificadas. Pasa el registro a las diez de la noche, por lo que debe estar a esas horas en la prisión para el último recuento de reclusos. Cumple así con unos horarios que en el momento en el que comiencen sus 'bolos', se modificarán a su favor, Ya que el tercer grado está supeditado a que el bailarín tenga trabajo.
 
Es posible que muy pronto le veamos de nuevo taconeando sobre el tablao de los escenarios. Su mujer y su madre han sido los pilares fundamentales de su vida y es precisamente con ella con las que pasa la mayor parte de este tiempo en libertad. Además, los fines de semana duerme en su casa, ya que está eximido de pasar por la prisión durante esos días.  
 
Su defensa espera que a principios de enero de 2009 le den la libertad condicional definitiva. Lo más importante, en lo que a su vida personal se refiere, es que ahora su principal objetivo es la paternidad. Su mujer explica que su vida se ha convertido en una continua espera y que quiere concebir un hijo antes de que finalice el año.
 
En cuanto a lo profesional, la representante de Farruquito ha presentado una lista de compromisos profesionales, para ajustarlos con los requisitos del tercer grado. Si no existe inconveniente por parte de la Administración, pronto le veremos sobre los escenarios.