Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esther de Vega ha pasado de arquitecta a montar una franquicia de ocio infantil

Con la llegada de la crisis, Esther perdió su empleo y se vio obligada a reinventarse. Con el dinero que tenía ahorrado, ella y su marido han montado una franquicia de ocio infantil. "De momento toda la familia vive de eso", dice Esther.