Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manuel Parra: "Esto es un consuelo de pobre, la condena la tenemos nosotros"

Satisfecho pero con mucho dolor. Dos días después de la entrada en prisión de Ortega Cano, el hermano de Carlos Parra ha roto su silencio. "Esto es un consuelo de pobre. La condena la tenemos nosotros desde que murió mi hermano", dice el hermano de Parra, que no siente compasión por la situación que atraviesa el diestro. "No es un señor y no es un hombre, no se viste por los pies. Dice que tiene una salud frágil, que le pregunte a mi madre."

"No es un señor y no es un hombre." El hermano de Carlos Parra ha roto su silencio tras la entrada en prisión de Ortega Cano, al que ha criticado la actitud que ha mantenido desde hace tres años. "Nos ha molestado su prepotencia y su indiferencia. El dice que tiene una salud frágil, pregúntale a mi madre como tiene el corazón", dice el hermano de Carlos Parra, al que le ha molestado que el diestro saliera a hombros la pasada semana en Cieza. "No le puedo tener compasión. Sé un poquito más humilde, piensa que hay dolor", ha dicho el hermano de Carlos Parra, que desea que el diestro se haya recuperado de sus problemas con el alcohol.
"Tenemos una vida para pedir perdón"
Aunque el diestro insiste en que envío una carta a la familia, el hermano de Carlos Parra lo niega, que espera que la actitud del diestro cambie y reconozca su error. "Tenemos una vida para pedir perdón", ha dicho Manuel Parra.
La familia de Carlos Parra considera que se ha hecho justicia, aunque la vida de su hermano vale más de dos años y medio de prisión. "Mi madre cuando salió la sentencia dijo que su hijo valía más. Claro que un hijo, un padre, un marido, un hermano vale más. Cualquier condena no nos va a cambiar la vida. Sabemos que va a salir, que no va a cumplir su condena porque la ley es así. Dentro de lo que hay como leyes se ha hecho justicia pero dentro de lo que es la vida de un hombre no se ha hecho justicia." 
"Esto es un consuelo de pobres"
La entrada de Ortega Cano en prisión ha sido un alivio para la familia pero eso no palia el dolor que han sufrido y siguen sufriendo. "Es un consuelo de pobre, un alivio. La condena la tenemos nosotros desde que murió mi hermano. El sitio se quedó vacío y hemos dejado de ir a casa de mi madre los domingos. La vida no nos la va a cambiar pero se tenía que ir hasta el final", ha dicho Manuel Parra, que ha asegurado que si el accidente hubiera sido con una persona anónima hubiera sido diferente. "Lo hubiesemos vivido en silencio", ha dicho el hermano de Parra, que reconoce que cuando se enteró de que Ortega era el conductor implicado en el accidente pensó que iba bebido. "Todo el mundo sabía que bebía, le han visto bebiendo. Tenemos muchas cosas guardadas pero no va cambiar nada."