Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Bustamante desata el ira del juez

Cuatro años después, la familia de David Bustamante se sienta en el banquillo de los acusados sin embargo, la ausencia de un abogado defensor desata el enfado del juez instructor y un nuevo aplazamiento del juicio. ¿Estrategia o despiste?
 
 
Diferentes fuentes han comunicado al Programa de Ana Rosa que el abogado había comunicado por escrito al juzgado que no iba a representar a los acusados. Una noticia que parecían desconocer los familiares del cantante. El juez ha ido preguntando uno por uno quien era la persona encargada de su defensa y se han vivido momentos bastante tensos, ya que el juez ha mostrado su indignación ante la falta de un abogado defensor y ha mandado callar en repetidas ocasiones al padre de David Bustamante.
 
Incluso, el juez ha llegado a acusarle de haber colgado, en diferentes ocasiones, el teléfono al personal de los juzgados. Todo apunta a que la intención de aplazar todo lo posible el proceso judicial ha terminado con la paciencia de Su Señoría, quien ha decidido aplazar el proceso hasta los próximos 10 y 12 de noviembre a la misma hora.
 
A los familiares del cantante se les han designado tres abogados de oficio mientras que los otros tres han nombrado a un abogado que será quien estudie el caso y les defienda en el juicio.
 
El escrito del fiscal dice textualmente que la familia, varios miembros, rodearon al joven, que había protagonizado el altercado en el interior del local de copas, y entre todos le dieron diversos puñetazos y patadas mientras, la madre del cantante sujeta a este chico por los pelos. Es decir, que la familia se enfrenta a importantes acusaciones, entre las que se encuentran varios delitos de lesiones, uno de daños, cinco faltas por lesiones, una de injuria, maltrato de obra y además, una posible indemnización por 1398 Euros y otra de 90. El fiscal pide entre 1 y 2 años para los hermanos y los padres.
 
Tendremos que esperar hasta mediados de noviembre para comprobar si la falta de un abogado defensor por parte de la familia Bustamante es fruto de una estrategia de dilatación o simplemente un despide provocado por la falta de información.