Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Me imagino que a veces transmití una imagen repelente"

Ana Rosa Quintana: Cómo has crecido...
Carlos Blanco: (sonríe)
AR: Te acuerdas de que estuvimos juntos en 'Sabor a Ti'
C: Fue una de mis primeras entrevistas, fui con mi madre.
AR: ¿Qué edad tenías en Crónicas Marcianas?
C: Trece años.
AR: ¿Cómo te ves?
C: Es una pregunta que yo me hago...
AR: ¿Un poco repelente?
C: A veces puedo transmitir esa imagen y de hecho me lo imagino porque al principio la televisión impone.
Belén Rodríguez: ¿Cómo llegaste a la televisión?
C: Ana Rosa es una de las responsables, de su programa luego fui a Crónicas Marcianas. Hay una encadenación.
BR:  ¿es un medio que te gusta?
C: Sí, me siento cómodo tanto en radio como en televisión. Me gustan, son medios donde los tiempos van muy marcados, no siempre tienes la posibilidad de decir todo lo que te gustaría expresar, pero llega a mucha gente y a mí me fascina todo esto.
AR: ¿A qué edad acabas el bachillerato?
C: A los 16 ó 17 años
AR: ¿No te dejaban?
C: Me adelantaron un curso y a otro no tuve que ir a clase
AR: ¿Cuándo aprendiste a leer?
C: A los 2 años mi madre me compró un libro para aprender a leer de forma autodidacta, me dio un par de lecciones y ya.
BR: ¿Y a hablar?
C: A los siete meses la primera palabra, pero hay casos más precoces. Hay uno que leyó el NY times con 18 meses a finales del XIX.
Lecquio: ¿Cuántos idiomas hablas?
C: En vivos como en muertos, unos 10. Ruso, alemán, francés, pero luego hay egipcio clásico... latín...
AR: Con 22 años has estudiado hasta teología...
C:  
AR:
Sí, y dedico un capítulo en el libro.
¿Y se supone que toda la cultura está en estas 1001 preguntas?
C: Sintetizar es muy complicado. Tuve que hacer un esfuerzo en este sentido, pero hay un barniz amplio para todos los públicos
Màxim Huerta: Bueno, ya sabemos cuánto sabe de la Universidad, epro ahora veamos cuánto sabe de la calle. Preguntas y respuestas cotidianas:
¿Cómo quitarías una mancha de chicle?
C: Me ha pillado ¿con hielo? lo más rápido es un quitamanchas.
Arroz con leche ¿Lo sabes hacer?
C: No sé cocinar
AR: ¿Deportes haces?
C: No, desde hace muchos años...
BR: ¿Sabes algo de cine?
C: No veo mucho la tele, veo sólo los informativos
BR: Y de pop ¿Amy Winehouse?
C: Sé quién es y reconocería su canción, pero no estoy muy puesto
BR: ¿Tienes novia?
C: No, no tengo tiempo. Como decían los griegos, nada en exceso. El día a veces no te da para más.
L: Pero una cultura con conocimientos aprendidos sólo en la universidad es una cultura castrada...
C: También he ido varias veces a la cantina de la Universidad. Pero, sí, los conocimientos en la universidad no valen todo, a mi me gusta aprender por mi cuenta mediante la conversación, etc...
AR: Biológicamente tienes 22, pero cuál es tu edad real
C: Me siento con 22.