Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gestor de los Pujol tira de la manta

El gestor del banco andorrano que la familia Pujol usaba para sus operaciones ha desvelado la existencia de una firma camuflada que servía para reconocer que el dinero era suyo. El gestor ha explicado igualmente de qué forma el ex presidente y su familia operaba con el dinero para no levantar sospechas. Según su declaración judicial, los Pujol recibían el dinero negro en Barcelona y viajaba de mano en mano hasta Andorra entre personas colaboradoras pero que no se conocían. De esta forma hasta dos millones de euros habrían viajado hasta el paraíso fiscal sin levantar la sospecha de Hacienda.