Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jubilados, el punto débil de las formaciones emergentes

El 73% de los mayores de 65 años acudieron a las urnas las pasadas elecciones del 20-D y los mayores de 55 años suelen destinar su voto a las fuerzas políticas más tradicionales, el PP y el PSOE. Esta predisposición de voto a partidos clásicos por parte de nuestros mayores  es el punto débil de formaciones emergentes como Podemos  que lucha por posicionar a su favor a los pensionistas.  Nos hemos trasladado a Olmeda de la Cuesta, municipio de la provincia de Cuenca más envejecido de todo el país, donde gobierna el PSOE por mayoría absoluta, para conocer a favor de quién se posicionarán los ancianos de la localidad en las próximas elecciones.