Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Un portero no está para partirle la cara a nadie"

A raíz de la muerte del joven de 18 años,Álvaro Ussía, tras la paliza que le dieron los porteros de la discoteca Balcón de los rosales, se ha abierto un debate acerca de la necesaria regulación del sector de los porteros. Han acudido al programa Manuel, padre de un chaval fallecido por la agresión de unos porteros, y Javier Atienza, ex portero y delegado de la Asociación Nacional de Porteros Profesionales de Castilla y León.
Manuel perdió a su hijo Endika de 21 años el año pasado. Su hijo estaba ligando con una chica en una discoteca de Tenerife mientras un inglés no paraba de mirarlo y reírse de él. Los muchachos empezaron a discutir, cuando se acercó el portero del local y les dijo que no quería problemas en su discoteca. Al inglés le dio dos bofetadas, y a Endika directamente le golpeó creándole un traumatismo cranoencefálico que le condujo a la muerte.
Desde entonces, Manuel intenta recopilar firmas para exigir una regulación que solamente existe en Cataluña, y que a partir de la muerte de Álvaro Ussía se hará efectiva en la Comunidad de Madrid. De primeras, el Ayuntamiento de Madrid incrementará la vigilancia policial en los locales nocturnos, además de que los porteros de discoteca tendrán que superar un examen psicológico.
Al 'Programa de Ana Rosa' también asistió Javier Atienza, que desde la Asociación Nacional de Porteros Profesionales manifestó su: "mezcla de rabia e impotencia", y que: "llevamos desde hace muchísimos años intentando regular, que se legisle, que se delimiten las funciones del portero". Reconoce que hay mucha gente peligrosa y sin capacidad para ser porteros, y que son esas personas las que desprestigian la profesión. Asímismo, recordó que no es fácil ser portero y lidiar con la gente borracha o drogada. Ha recalcado que: "un portero no está para partirle la cara a nadie".
El ex- portero tiene una empresa de seguridad, con una rama dedicada a los porteros. Estos reciben unos cursos para saber cómo tienen que actuar y cuáles son sus funciones. Para Javier un buen portero es aquel que: "muestra una actitud dialogante".
En el programa también intervino vía telefónica Jonatan, un joven de Las Palmas de Gran Canaria agredido hace poco por 4 porteros. Este joven sufrió una paliza por increparle a la camarera de la discoteca para que le atendiera. Los porteros lo sacaron por la salida de emergencia para propinarle una paliza que le ha provocado un coágulo en la cabeza, tener el lado izquierdo de la cara inflamado y recibir dos puntos en la nariz.
Además, 'El Programa de Ana Rosa' ha emitído en exclusiva declaraciones de amigos de Antonio Sánchez, es presunto asesino de Ussía. Ha salido a la luz, que Antonio de 32 años consume cocaína, y lo hace mientras está trabajando. Con lo que es probable que estuviera totalmente drogado cuando golpeó al muchacho.
Sin embargo, los vecinos del portero han declarado que era un chico educado y tranquilo, y que estaban muy sorprendidos.