Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Al principio me costaba desnudarme"

Sus 1,85 de altura y sus 81 kilos de peso no dejan indiferente ni a mujeres ni a hombres allá por donde pasa. Andrés Velencoso, con sus facciones marcadas y su físico musculoso ha conseguido convertirse en uno de los modelos más cotizados del país. Aunque ya ha llegado a la treintena de edad, es un hecho que este hombre mejora con los años y que va a llegar muy lejos en su profesión.
Es la nueva imagen de la campaña primavera/otoño 2008 de 'Cortefiel', es el modelo del perfume de 'Channel' para hombre 'Allure Sport' y se le ha podido ver junto a Paz Vega en la publicidad de Silestone. Un currículo envidiado por muchos y unas fotografías que enseñan todos sus atributos que seguro que son las delicias de otras. Pero no fue un camino de rosas precisamente, ya que los comienzos fueron muy duros. Tuvo que irse a vivir a Nueva Cork en donde, en principio, no hablaba ni una palabra de inglés.
En cuanto al trabajo con Paz Vega para la campaña de Silestone, Velencoso ha declarado que la actriz española es "increíble y simpatiquísima" además de que fue "un placer conocerla". Otra de las campañas que recuerda con cariño el modelo, fue la de Jean Paul Gaultier en la que posa dentro de una bañera. Fue "curioso" porque estaba llena de "leche de verdad". Además confiesa que al principio le costó desnudarse pero que ahora "no cuesta tanto".
Pero el trabajo que más le ha llevado a ser conocido más allá de las fronteras españolas ha sido las fotografías en las que posa junto a la bella Jennifer López.
Andrés Velencoso no puede evitar ver su futuro con mujer e hijos. Pero por el momento esa estabilidad no la ve nada cerca ya que está centrado al 100% en su trabajo como modelo.