Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo reconocer los abusos a menores

Ávaro I.G., 'Nanysex'HTTP://INARITA.DEVIANTART.COM
Hoy ha comenzado el juicio contra Álvaro I. G, más conocido como ‘Nanysex’, uno de los peores pederastas que han sido descubiertos en nuestro país. Ninguno de sus familiares o amigos podían imaginar cuáles eran las verdaderas intenciones del acusado cuando comenzó a ofrecerse como canguro. Para todos era ‘una persona normal’, lo que nos deja ver lo difícil que puede llegar a ser reconocer a un pederasta. Hoy en el programa de Ana Rosa, expertos psicólogos y criminalistas han enumerado varias pautas de comportamiento que nos ayudan a reconocer un posible caso de pederastia
Niños: ¿cuáles son sus síntomas?
‘No es frecuente que sean los propios niños quienes confiesen a sus padres que han sufrido o sufren algún tipo de agresión sexual porque suelen estar sometidos al secretismo, las amenazas, el chantaje o la vergüenza. Por ello, la mejor manera de saber si un menor ha sido sometido a abusos sexuales es fijarse bien en su comportamiento diario’, ha explicado claramente Victoria Noguerol, licenciada en psicología infantil. Puede haber ocurrido si el niño tiene conductas sexuales poco comunes como:
Hacer dibujos de contenido sexual
Sufrir una masturbación compulsiva
Sentir una atracción anómala por los adultos, principalmente varones
Utilizar un lenguaje sexual que no corresponde a su edad
En cuanto a la personalidad, la ansiedad se manifiesta por medio de los siguientes síntomas:
Inhibición
Regresión
Agresividad
Falta de concentración en el colegio
Pesadillas y terrores nocturnos T
Trastornos en la alimentación
Pederastas: ¿cómo podemos reconocerlos?
Tanto Victoria Noguerol como Salvador Ortega, criminólogo, han coincidido en la dificultad de reconocer a un pederasta. ‘Son personas aparentemente normales, no se diferencian del resto de la población’. Y si bien no se puede establecer un perfil concreto de los pederastas, si han enumerado algunos rasgos comunes para poder identificarlos: Han sufrido experiencias disfuncionales en su infancia o juventud
Tienen dificultades en sus relaciones
Bajo control de los impulsos
Suelen tener entre 35 y 65 años, aunque el intervalo de edad se está ampliando con el paso del tiempo. ‘Cada vez son más jóvenes y eso no ayuda’, ha dicho Salvador .