Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesino de la peregrina: "Vi que Denise no estaba muerta y le corté el cuello"

La golpeó con un palo y luego le cortó el cuello. Esa es la desgarradora confesión de Miguel Ángel Muñoz, asesino confeso de la peregrina Denise Thiem. 'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso en exclusiva a las imágenes de la comparecencia de Muñoz ante el juez, al que detalla todo lo ocurrido el día del crimen. "Se puso a hablar un poco agresiva y con el alcohol... Me dio la vuelta la cabeza y me cambió el chip", dice Miguel Ángel. 

Nervioso. Así se muestra Miguel Ángel Muñoz en su declaración ante el juez. "No vi a Denise. Yo no sabía donde estaba el cadáver. Comenté que yendo a Murias me dio un olor como a descompuesto. No le di importancia", le dice al juez en un primer momento. Muñoz niega su implicación en el crimen. "Me desplacé porque podía ser sospechoso pero nada más, yo me puedo ir de mi casa cuando yo quiera", dice al juez, al que asegura que alguien pudo tirar la gorra similar a la que llevaba Denise por encima de la valla. Además, asegura que los 1.200 dólares que cambió lo encontró en la iglesia. "No tengo antecedentes de nada".
Tras varias horas declarando, Miguel Ángel Muñoz confiesa el crimen
Tras varias horas de declaración, Miguel Ángel Muñoz se derrumba y confiesa el crimen. "Estaba en casa, había bebido alcohol, más de lo que suelo beber y en ese momento pasó esta persona", relata al juez Muñoz. "Estaba la puerta abierta y pasó. Me preguntó si era el camino, la dije que no y me pidió que la acompañase. La vi que desconfió pero me pidió que la acompañase. Se puso a hablar un poco agresiva y con el alcohol... Me dio la vuelta la cabeza y me cambió el chip. Iba a mi izquierda y en ese momento la golpeé con un palo", relata Muñoz. 

Desgarrador. Así es el testimonio de Miguel Ángel Muñoz. "La golpeé en la cabeza y cayó de forma fulminante. Cayó a plomo y se golpeó con unas piedras. Tuve una sensación difícil de explicar", dice Muñoz. "Me asusté, tiré el palo lo más lejos posible, no podía mirarla. Vomité. Estuve vomitando tres días porque me sentí como un monstruo. La arrastré para sacarla del camino", dice Muñoz, que confirma que en ese momento se percató de que no estaba muerta. "No estaba totalmente muerta, estaba sufriendo y le hice un corte en el cuello. No quería que sufriese más". Tras esto, se deshizo de sus pertenencias. "Le quité la mochila y le quité todo, quemé la mochila con todo. Le quité la ropa porque viendo lo que había hecho para que se descompusiese lo antes posible. Vi un surco que había hecho un jabalí y escavé yo para hacerlo más grande y ahí la metí".
El asesino de la peregrina: "Me arrepiento y no lo volveré a hacer"
La mató y se deshizo de su cuerpo pero cuando vio el dispositivo que se formó para buscar a la peregrina le entró miedo y decidió cambiar el cuerpo de sitio. "Cuanto más lejos la llevara no sospecharían que había sido yo", dice Muñoz, que confirma que cortó las manos por si había alguna huella suya. Tras varias horas de declaración, el asesino de Denise se rompe y echa a llorar. "Me arrepiento y no lo volveré a hacer. Ya lo voy a pagar demasiado caro".