Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mila, la mano derecha de Torbe: "Las chicas no eran amenazadas ni presionadas"

Según las pesquisas policiales, Torbe y su socio Boris contaban con la ayuda de una ciudadana conocida como Mila. 'El programa de Ana Rosa' ha tenido acceso en exclusiva a su declaración ante el juez. "Venían solas, con vuelos y todo pagado. Estaban en un hotel o en el piso que hemos alquilado", dice Mila al juez, al que le afirma que en ningún momento las tenían retenidas a las chicas. "Estaban libres y hacían vida normal. No eran amenazadas ni presionadas. Tenían su teléfono y estaban en contacto con su familia". Respecto a la edad de la joven, Mila niega que fueran menores y asegura que sabían a qué venían. "Eran chicas mayores de edad y sabían dónde iban y qué iban a hacer. A cada actriz le daba el contrato y ella lo rellenaba con su mano", dice Mila, que sí reconoce que no le especificaban el contenido. "No les explicaba que había 70 hombres, explicaba solo cómo hacerlo y el proceso de grabación". Respecto a Boris, Mila asegura que firmó un acuerdo con Torbe para comprar el contenido que producía. "Torbe aquí es productor porno desde hace mucho tiempo y se dedica a hacer bukakes desde hace muchísimos años y Boris firma con él un contrato legal donde él compra contenido".