Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"No sé por qué se sorprenden en el PSOE de las escuchas ilegales, no es la primera vez"

La secretaria general del Partido Popular, Mª Dolores Cospedal, ha vuelto a reiterar su denuncia de que producen escuchas ilegales a miembros de su partido y afines y, aunque no ha querido señalar a nadie con el dedo, asegura que tienen indicios más que suficientes para pensar que existen.
"Yo no sé si hacen desde el ministerio del Interior", afirmó en referencia a las declaraciones de Aguirre señalando a Rubalcaba (aunque luego la presidenta de la Comunidad de Madrid lo negó). Pero, según Cospedal, "en el estado hay varias instituciones que tienen posibilidad de hacerlo".
Por todo ello, la secretaria general del PP ha insistido en la mesa política de 'AR' que seguirán adelante con el tema y que, como ellos no tienen medios para demostrarlo, han recurrido a la Fiscalía y el sistema legal.
Y, ante los que les acusan de "improvisación" o de falta de pruebas, ha vuelto a insisitir: "Tenemos muchísimos indicios, se han publicado en medios de comunicación y se han escuchados extractos de conversaciones o resultados de conversaciones de personas que no está sometidas a investigación judicial. Eso es unh indicio de que han escuchado una conversación telefónica".
Además, y después de las declaraciones de Rubalcaba negando la existencia de estas escuchas, Cospedal se ha mostrado más dura e irónica: "No sé de que se sorprenden los socialistas. No sería la primera vez que ocurre en España (en referencia a los GAL) y qué casualidad, en aquel entonces, también fue con el gobierno socialista".
Además, Mª Dolores Cospedal ha comentado la última noticia económica de España y que es la subida del paro después de tres meses de sucesivas bajadas. Ha reclacado que "algo hay que hacer para frenar esta situación" y ha lanzado una nueva puya al Gobierno: "Las medidas de marketing no valen para nada y hay que tomar decisiones económicas".