Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es la finca de Teo

Situada a ocho kilómetros de Santiago, la casa de Teo en la que la policía cree que Rosario Porto asesinó a su hija era la joya de la corona de la familia Porto. La casa tiene 400 metros y está ubicada en una parcela de 10.000 metros cuadrados, tiene piscina, hórreo y un parque infantil. El chalet, de dos pisos, tiene cinco habitaciones, cuatro de ellas en la planta alta, la decoración es clásica y austera y la finca estaba desatendida y sucia, pese a que estaba puesta en venta por un millón de euros.