Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Guardia Civil tuvo que encender las luces de un vehículo para que el vecino de Teo viera el cuerpo de Asunta

Tras la declaración de la vecina de Teo que asegura que el cuerpo de Asunta no estaba en la pista forestal antes de ser hallado, Patricia Pardo ha desvelado un dato muy revelador sobre la noche del hallazgo. Según ha revelado la periodista, tras encontrar el cuerpo, la Guardia Civil pidió al vecino que viera el cuerpo para ver si lo reconocía pero se vieron obligados a encender las luces de un vehículo para que el vecino viera el cuerpo, ya que a pesar de estar muy cerca era incapaz de verlo.

Cuatro meses después del asesinato de Asunta Basterra y un día después de que la vecina que vive cerca de la pista de Teo en la que fuera hallado el cuerpo de la menor haya ratificado ante el juez que las veces que pasaron por la zona el cuerpo no estaba allí y que alguien lo tuvo que depositar con posterioridad, Patricia Pardo ha desvelado un dato fundamental para los investigadores.
Según ha revelado la reportera de 'El programa de Ana Rosa', tras el hallazgo del cadáver de la menor en la pista forestal, los investigadores solicitaron al vecino de Teo que acudiera al lugar para ver si reconocía el cadáver. Al acercarse, los investigadores de la Guardia Civil se vieron obligados a encender las luces del vehículo ya que a pesar de la cercanía, era incapaz de verlo.
"El error es inherente al ser humano y ni siquiera la Guardia Civil está libre de él"
Una semana después de la declaración de su cliente en los juzgados de Navalcarnero, el abogado del 'hombre del semen', que ha asegurado que la aparición del semen en la camiseta de Asunta se debió a un error. "En el laboratorio han coincidido en el espacio y el tiempo el semen y la camisa de la niña. Cómo se ha producido la contaminación no lo sabemos  pero en nuestra opinión es una cuestión de trabajo, instrumental, una injerencia o una cuestión de limpieza. El error ese inherente al ser humano. Nadie está libre de él, ni siquiera la Guardia Civil, que tiene un prestigio reconocido. Esto no quiere decir, que no se pueda producir un error. No se trata de que se diga quién, dónde, cómo y cuándo sino que explicando el protocolo, la cadena de custodia, el tiempo en que estuvieron en el laboratorio expliquen al menos cuando se pudo producir, es decir, que no se descarte la posibilidad de una contaminación."