Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'El hombre del semen': "La guardia civil me dijo que creían que había una contaminación"

Cuatro días después de que el juez Vázquez Taín le desimputara, 'el hombre del semen' ha hablado en exclusiva con 'El programa de Ana Rosa'. "Tengo miedo porque estoy desimputado pero no se ha acabado", ha dicho Ramiro en 'AR', donde ha revelado que cuando la guardia civil acudió a su casa en noviembre le dijeron que creían que había habido algún tipo de error. "La guardia civil me dijo que creían que había habido una contaminación", ha explicado Ramiro.

Más tranquilo pero con miedo. Ramiro,, 'el hombre del semen', sabe que su desimputación no supone el final del proceso y su calvario. "Tengo miedo. Estoy desimputado pero no se ha acabado. Soy lo único que tienen para desviar los focos de sus clientes, soy como un clavo ardiendo", ha dicho Ramiro.
Cinco meses después de que la guardia civil de Galicia se presentara en su casa para informarle de que su semen había aparecido en la camiseta de Asunta, Ramiro ha relatado como ocurrió todo y como fueron los propios agentes los que le comunicaron que posiblemente se trataba de un error. "Vienen a mi casa, me dicen que son la guardia civil y que vienen a aclarar una cosa. Pensé que era por el otro caso y cuando me lo dijeron no me lo creía. Me dijeron que no me pusiera nervioso y que tenía que ir al cuartel de Arroyomolinos. Me fui con ellos y me dijeron que en la camiseta de la niña de Galicia había aparecido semen. No me lo podía creer. Yo había visto el caso en las noticias y me tranquilicé porque no había estado allí, no conocía a la niña, ni a los padres... El guardia civil me dijo que creía que posiblemente podía haber sido una contaminación o un error del laboratorio porque con anterioridad ellos ya me habían investigado. Habían visto que no habían salido de aquí, si tenían medios , coche... Ellos no me lo afirman pero me dicen que creen que hubo una contaminación pero me dicen que estaban allí para hacer su trabajo, que tenían que venir para que les diera mi versión", ha explicado Ramiro, que en ese momento no se acordaba de lo que había hecho el 21 de septiembre. "Lo confundí con el fin de semana siguiente. Luego vinieron mi hermana y mi actual mujer y se acordaron. Todo se lo debo a mi hermana y mi mujer."
Un calvario que comenzó cuando ingresó en prisión por otro caso
Su imputación en el caso Asunta Basterra supuso un duro golpe para Ramiro, que el pasado verano se vio involucrado en un caso de violación. "Mi calvario comenzó cuando entré en prisión. Salí traumatizado, desorientado, no sabía que hacer, no dormía. Desde agosto a noviembre me quedé en mi casa y en noviembre vinieron y me dijeron que había aparecido mi semen en la camiseta de la niña. Me destrozó. No sabía qué iba a pasar", ha relatado Ramiro, que fue denunciado en verano por una joven que no recordaba haber dado su consentimiento para mantener relaciones. "Ocurrió en su propia casa. Esta chica llegó allí voluntariamente, estuvieron cariñosos, se fueron al dormitorio y luego le acusa porque se quedó dormida y no se acuerda. El acto sexual no se negaba y los policías cogieron el preservativo de la basura. La chica puso la denuncia con gravísimas contradicciones y no es la primera vez que denuncia un caso. La amiga dice que todo fue normal y los que estaban allí aseguran que no hubo gritos", ha explicado el letrado de Ramiro, que aún no ha recibido ningún recurso por la desimputación de su cliente.
"Estoy esperando que quede todo claro y empezar de cero"
Ya desimputado, Ramiro ha agradecido a su familia el apoyo. "Pensé que iba a ser más largo pero gracias a mi abogado, al apoyo de mi familia, de mi mujer, de mis suegros... ", ha explicado Ramiro, que espera que todo se solucione y poder empezar una nueva vida al lado de su mujer, con la que contrajo matrimonio en enero. "El día de mi boda viví el momento, pensé en mi futuro con mi mujer y quise olvidarme de todo. Estoy esperando que quede todo claro y empezar de cero", ha dicho Ramiro, que ha confirmado que tomarán medidas legales cuando todo el proceso termine.