Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una Porto tranquila y locuaz presenta a Basterra como padre ejemplar en su segunda declaración

A finales de noviembre, Rosario Porto declara por segunda vez ante el juez Vázquez Taín. Dos meses después de esa declaración, 'La Voz de Galicia' ha publicado su contenido íntegro y revela que la madre de Asunta se mostró mucho más tranquila que en su primera declaración. Contestó practicamente a todo y cambió radicalmente de actitud respectos a su exmarido, al que pintó como un padre ejemplar.

Más tranquila y locuaz. Así afrontó Rosario Porto su segunda declaración ante el juez en el mes de noviembre. Dos meses después del asesinato de su hija, Porto cambiaba radicalmente de actitud y se olvidaba de los reproches lanzados hacia su exmarido en la declaración del 26 de septiembre. Durante esta declaración, Rosario presenta a Basterra como un padre ejemplar y asegura que nunca dieron Orfidal a la niña. "La niña adoraba a su padre. A veces me decía que quería comer con él, que le gustaba más su comida, mucho más que la mía."
Durante su declaración, Rosario asegura que desconoce los motivos por los que se han encontrado restos de Orfidal en el cuerpo de la niña. "No tengo ni idea. Me parece realmente increíble. Si hubiese estado tomando eso, hubiese tenido alguna sintomatología y la niña estaba perfectamente, aparte del cuadro alérgico", dice Rosario, que asegura que de haber sabido que Alfonso estaba dando Orfidal a la niña no la hubiera dejado ir con él. "Yo la tenía muy protegida y creo que su padre también", dice Rosario, que revela que en alguna ocasión le habían dado Aerius machacado ya que Asunta era reacia a tomar medicamentos. "Los niños son muy reacios a tomar pastillas, así que se las dimos machacadas. No recuerdo si fue Alfonso o fui yo. Fue el Aerius, un antiestamínico para la alergia y lo habíamos hablado los dos... Si es el Orfidal se lo machacó, perdón el Aerius. Pero a mí no me consta que le diese más de una vez. Me confundo el Aerius con el Orfidal porque estoy obsesionada con quien le dio Orfidal a la niña. Yo siempre me refiero al Aerius.... Asunta no se tomaba cualquier cosa si no la convencías durante al menos tres horas, y a mí me parecía bien que hiciera eso. Tenía que saber qué le iba a producir. Había que explicarle qué era, para qué era y qué le iba a producir. Era justo que le explicáramos lo que se iba a tomar."
El ADN de Basterra en la ropa interior de la niña
Durante la declaración, Rosario Porto asegura que era posible que el ADN de Alfonso hubiera llegado a la ropa interior de la niña ya que la pequeña no tenía ningun pudor. "No recuerdo si la noche anterior se llevó una casa del padre. Mi hija no tenía vergüenza, se desnudaba en nuestra presencia. Su padre podría haberle acercado la ropa interior. Tengo la absoluta convicción de que Alfonso nunca le haría nada malo a su hija."
Porto afirma no recordar cómo llegaron restos de Orfidal a su falda
La declaración de noviembre de Rosario Porto es fundamental para el juez, que intentó arrinconarla en varias ocasiones. La madre de Asunta siempre tiene respuesta pero si no se acuerda se limita a decir que no recuerda lo que sucedió. Esa es la respuesta que le da al juez cuando le pregunta por los polvos de orfidal que hallaron la falda que llevaba el día de la desaparición. Durante su declaración, Rosario Porto asegura que las mascarillas a las que podrían pertenecer los envoltorios hallados en el coche se la puso en junio y asegura que cuando llegó a su casa y no vio a Asunta llamó a Alfonso, a la madrina de la niña y a una amiga. "Llegué a comisaría a las 22.30 h.",dice Rosario contradiciendo la versión de las cámaras. Según Rosario, cuando llega a casa llama al padre de la niña, a la madrina y a una amiga. Además, Porto asegura que si no tienen imágenes del recorrido es porque no han repasado bien las cámaras.
Durante el interrogatorio, Vázque Taín le pregunta a Rosario por los testimonios que aseguraban que Asunta fue a clase sedada. Porto lo niega y asegura que de haber sido así debían haber dado parte a las autoridades. "Cada uno dice lo que quiere. Lo que no puede hacer es entrar en cómo la gente interpreta las cosas. Si yo la mandaba drogada al instituto, ¿por qué no hicieron nada? ¿Por qué no acudieron a los servicios sociales o lo pusieron en conocimiento de las autoridades?Todos los estudios que se me hicieron para averiguar mi idoneidad como madre resultaron positivos."
Rosario Porto, se pone nerviosa con las preguntas sobre su amante
A pesar de su aparente tranquilidad, Rosario Porto se pone a la defensiva cuando le preguntan por su amante. "Mi vida sentimental no tiene nada que ver con el asunto. Esto parece un programa del corazón más que un tribunal de justicia. Comí en Vilagarcía con mi amante. Y cené con él en Pontevedra. No tiene relevancia. Eso pertenece a mi vida privada, que ya bastante esteá siendo vapuleada", dice Rosario, que cree que le dijo a Basterra que estuvo con su amante después del fallecimiento de Asunta. 
Dos meses después de su primera declaración, Rosario Porto no hace alusión a las supuestas amenazas de Alfonso tras descubrir su infidelidad y asegura que llegó a un pacto con él para recuperar la estabilidad familiar. "No quiero interferir en la investigación pero no entiendo qué relevancia puede tener eso. No fue una condición sino un pacto entre personas civilizadas. Fue asumido libremente por mí, por mi estabilidad. Decidí dejar en suspenso esa relación y ponerme bien y recuperar una cierta tranquilidad familiar. Alfonso no puso ninguna condición. Simplemente no herir gratuitamente."