Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesino confeso de la peregrina negó en un primer momento el crimen al juez

Nervioso. Así se muestra Miguel Ángel Muñoz en su declaración ante el juez. "No vi a Denise. Yo no sabía donde estaba el cadáver. Comenté que yendo a Murias me dio un olor como a descompuesto. No le di importancia", le dice al juez en un primer momento. "Me desplacé porque podía ser sospechoso pero nada más, yo me puedo ir de mi casa cuando yo quiera", dice al juez, al que asegura que alguien pudo tirar la gorra similar a la que llevaba Denise por encima de la valla. Además, asegura que los 1.200 dólares que cambió lo encontró en la iglesia. "No tengo antecedentes de nada".