Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania juega con fuego y logra ante Ucrania una victoria que no convence (2-0)

El nivelazo de esta Eurocopa empieza a ser más que evidente. Tercera jornada, siete partidos, sólo Alemania ha sido capaz de ganar po de un gol, y lo ha logrado en el minuto 93. Los germanos han sufrido más de la cuenta para vencer a una Ucrania muy fuerte físicamente que ha llevado peligro hasta el final.

Venía con dudas Alemania tras sus últimos partidos y ha querido jugar un poco a no despejarlas. Concretamente hasta el minuto cuatro, en el que Konoplyanka ha enganchado un zapatazo desde fuera del área que ha obligado a Neuer a estirarse y sacar el balón a córner. La parada, sensacional. Que algún aficionado alemán hubiera preferido ahorrarse el susto, también. Primer susto y reacción. Los germanos han salido de su campo para hacer daño a Ucrania, con una presión muy alta que los ucranianos han sabido sacudirse, casi siempre con balones largos que, sin generar peligro en campo ajeno, al menos permitían desahogar su área y obligar a Alemania a empezar otra vez.

Así se han llegado al minuto 20. Uno de esos balones largos acaba en falta desde el lateral derecho del ataque alemán. Centro templadito de Toni Kroos al punto de penalti, donde ha aparecido la cabeza de Mustafi para firmar un testarazo inapelable. Primer gol alemán y la sensación de que los buenos minutos de Ucrania habían sido los de un ratón al que, por pereza, deja jugar el gato mientras termina de decidir por dónde va a hincarle el diente.

Lo que pasa es que los ratones ucranianos no son como los demás. Lejos de arrugarse, el equipo de Centroeuropa se ha lanzado de nuevo a por la portería alemana. Y nuevamente ha tenido que ser Neuer, a la salida de un córner en el minuto 26, quien ha arruinado las ansias ‘amarillas’ de dar la campanada.

La mejor ocasión para empatar el partido la han tenido los ucranianos en el minuto 36. Cuando toda Europa se levantaba de la silla, ha aparecido Boateng para hacerlo todo. Primero, cortar un pase de la muerte que era gol o gol. Después, despejar un balón que él mismo ha estado a punto de meter la portería con su corte.

Acto seguido, minuto 38, ha llegado la otra mejor ocasión de Ucrania. Tan buena que ha sido gol… anulado por fuera de juego. Centro desde la banda izquierda del ataque alemán y remate de Fedetskiy que estaba adelantado por centímetros. Una más dentro del asedio feroz al que los ucranianos han sometido la portería alemana. Con los centroeuropeos volcados sobre el arco de Neuer ha llegado el descanso.

Los alemanes han saltado al segundo tiempo dispuestos aponer fin a la broma. Control de balón transiciones rápidas que han terminadocon un par de tiros a puerta de Toni Kroos antes del minuto diez de lareanudación. Los ucranianos, que habían hecho un esfuerzo físico encomiable,han saltado aparentemente con menos fuerzas de las desplegadas en el primerperiodo. Eso sí, las suficientes como para llevar algo peligro aunque fuera abalón parado.
Con la pelota en los pies, Alemania se ha encontrado cómodapor primera vez en el partido y ha empezado a amenazar la portería ucraniana. Pordentro, desde las bandas y, no nos olvidemos de que hablamos de Alemania, desdefuera del área. La mejor, Khedira en el minuto 60 con un zapatazo que ha sacadoa banda el portero del equipo amarillo. Una muestra más del dominio germano que, sin embargo, no lograba hacer el gol de la tranquilidad.

Durante unos minutos ha parecido que el cojunto ucraniano podía repetir la hazaña del primer tiempo de someter a Alemania a varios minutos de asedio. Pero las fuerzas no eran las mismas y la realidad es que los últimos quince minutos de encuentro han sido de control absoluto del equipo teutón.En el 77 ha llegado el primer cambio alemán, Schürrle ha saltado al campo por Draxler. En Ucrania ya se habían ido Zozulya y Kovalenko por Seleznyov y Zinchenko.

En los últimos minutos, Ucrania ha querido echar el resto con más ímpetu que caebza. Dos córner y un error en la defensa alemana han puesto el picante al último tramo del encuentro que ha terminado con el ansiado segundo gol alemán, de Schweinsteiger que acababa de salir por Göetze. El veterano jugador alemnán ha puesto el definitivo 2-0. Terminaba así un partido en el que, pese, al resultado, Alemania no ha terminado de convencer.

Alemania vence a Ucrania
 
Venía con dudas Alemania tras sus últimospartidos y ha querido jugar un poco a no despejarlas. Concretamente hasta el minutocuatro, en el que Konoplyanka ha enganchado un zapatazo desde fuera del áreaque ha obligado a Neuer a estirarse y sacar el balón a córner. La parada,sensacional. Que algún aficionado alemán hubiera preferido ahorrarse el susto,también. Primer susto y reacción. Los germanos han salido de su campo parahacer daño a Ucrania, con una presión muy alta que los ucranianos han sabidosacudirse, casi siempre con balones largos que, sin generar peligro en campoajeno, al menos permitían desahogar su área y obligar a Alemania a empezar otravez.
Así se han llegado al minuto 20. Uno de esosbalones largos acaba en falta desde el lateral derecho del ataque alemán.Centro templadito de Toni Kroos al punto de penalti, donde ha aparecido lacabeza de Mustafi para firmar un testarazo inapelable. Primer gol alemán y lasensación de que los buenos minutos de Ucrania habían sido los de un ratón alque, por pereza, deja jugar el gato mientras termina de decidir por dónde va ahincarle el diente.
Lo que pasa es que los ratones ucranianos noson como los demás. Lejos de arrugarse, el equipo de Centroeuropa se ha lanzadode nuevo a por la portería alemana. Y nuevamente ha tenido que ser Neuer, a lasalida de un córner en el minuto 26, quien ha arruinado las ansias ‘amarillas’de dar la campanada.
La mejor ocasión para empatar el partido lahan tenido los ucranianos en el minuto 36. Cuando toda Europa se levantaba dela silla, ha aparecido Boateng para hacerlo todo. Primero, cortar un pase de lamuerte que era gol o gol. Después, despejar un balón que él mismo ha estado apunto de meter la portería con su corte.
 Actoseguido, minuto 38, ha llegado la otra mejor ocasión de Ucrania. Tan buena que hasido gol… anulado por fuera de juego. Centro desde la banda izquierda delataque alemán, y remate de Fedetskiy que estaba adelantado porcentímetros. Una más dentro del asedio feroz al que los ucranianos han sometidola portería alemana. Con los centroeuropeos volcados sobre el arco de Neuer hallegado el descanso.
Los alemanes han saltado al segundo tiempodispuestos a poner fin a la broma. Control de balón transiciones rápidas que hanterminado con un par de tiros a puerta antes del minuto diez de la reanudación.Los ucranianos, que habían hecho un esfuerzo físico encomiable, han saltado aparentementecon menos fuerzas de las desplegadas en el primer periodo. Aparentemente.