Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia se lo toma con calma ante Irlanda (0-1) antes del gran duelo de octavos ante España

Italia tuvo ‘día de descanso’ ante la República de Irlanda. Conte hizo ocho cambios en el equipo titular y dio la oportunidad a la segunda unidad en el último encuentro de la fase de grupos. La selección italiana perdió ante los irlandeses con un gol de Brady (0-1). La ‘azzurra’ ya tenía la cabeza en el duelo de los octavos de final ante España este lunes a las 18.00 en Telecinco, Mitele.es y la App de Mediaset Sport.

No se jugaba nada Italia. Sólo rodar un poco más para el partido del lunes a las 18.00 en Telecinco ante España. Conte lo sabía y dejó en el banquillo a varios titulares. Hasta Buffon estaba en el banquillo. La primera plaza estaba asegurada, pero Irlanda se jugaba seguir en la Eurocopa y sólo le valían los tres puntos para pasar a los octavos de final.
Se lo tomaron con calma de inicio. Un pacto de no agresión, que ya se rompería con el paso de los minutos. Irlanda quería llegar al final del encuentro con la posibilidad de conseguir el billete a la siguiente ronda, y su opción fue defenderse hasta el tramo final. Y si a Irlanda le iba bien el empate, Italia no tenía ninguna prisa. Los irlandeses tuvieron la primera gran ocasión a balón parado. En un saque de esquina, Murphy cabeceó en el punto de penalti y obligó a Sirigu a estirarse para sacar una gran mano y evitar el primer gol del partido.
Italia le dio el balón a Irlanda. Se encerró en su campo y se puso a esperar. La Italia de siempre, la del oficio, muy junta atrás, y esperando su oportunidad. Irlanda le podría servir de conejillo de indias a Vicente del Bosque para estudiar a la ‘azzurra’. Un tiro en los primeros 45 minutos, y se marchó lejos de los tres palos. Irlanda sí lo intentó, incluso protestó una caída dentro del área al filo del descanso, con tenacidad pero sin brillantez cerca del área. No sorprendían a la línea de tres de Conte. Barzagli, Bonucci, Ogbonna controlaron siempre el peligro.
Los ocho cambios de Conte no se notaron. Italia tenía el piloto automático ante la República de Irlanda, sin excesos pero sin dejarse superar. Mucho juego en el centro del campo, pero sin ocasiones. Los irlandeses se tenían que ir para arriba, no les quedaba otra con el paso de los minutos. Un gol les metía en la siguiente ronda y merecía la pena arriesgar.

Le puso mucha intención Irlanda. Los balones merodearon el área de Sirigu, pero la pelota no entró. Y la pegada de Italia asustaba a los irlandeses. Insigne salió a un cuarto de hora del final y en su primera jugada estrelló el balón en el poste. Hoolahan avisó primero con un mano a mano ante el portero italiano, pero fue Brady el que llevó al éxtasis a su selección.
Un centro desde la derecha y que Brady cabeceó con mucha fuerza entrando al punto de penalti. La República de Irlanda se las verá contra Francia, pero ya tendrán tiempo de preocuparse por eso. Italia cerró su ‘día de descanso’ dando una alegría a su rival porque bastante tenía con pensar en España. La ‘azzurra’ y La Roja se juegan el pase a cuartos este lunes a las 18.00 horas en Telecinco, Mitele.es y la App de Mediaset Sport.