Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Penalti, sí, ¿expulsión? Ya veremos: así es la nueva norma para las ocasiones manifiestas

árbitrotelecinco.es

La International Football Association Board (IFAB) publicó el pasado mes de abril una nueva y revisada versión del reglamento que entrará en vigencia el próximo uno de junio. La Eurocopa se convierte así en la primera competición en la que se utilizará la renovada normativa. Entre los más importantes está la eliminación del ‘penalti y expulsión’, la asistencia y abandono del terreno de juego de jugadores lesionados, más poderes para el árbitro y una variación en el saque de inicio.

Después de 18 meses de trabajo y reuniones en las oficinas centrales de la IFAB, el mundo del fútbol conoció el pasado mes de abril las nuevas normativas del reglamento. Las reglas se deberán acatar a partir del próximo uno de junio, y la competición más cercana es la Eurocopa. Estos son los cambios más importantes.
Eliminación del ‘triple castigo’ (penalti, roja y suspensión)
Por fin, la FIFA ha decidido atender a lo que hasta ahora era un clamor de jugadores, árbitros y aficionados: el doble castigo al defensor en los penaltis que cortan jugadas manifiestas de gol. Se trata de una de las principales novedades en el nuevo reglamento que entrará en vigor el próximo uno de junio.
Para empezar, la nueva regla diferencia entre la mano voluntaria y el resto de faltas dentro del área. Un defensa que voluntariamente corte un gol o una ocasión manifiesta con la mano, seguirá siendo expulsado como hasta ahora. 
Pero es en el resto de faltas donde aparece la diferencia. Veamos. Si un jugador corta una oportunidad manifiesta de gol dentro del área, el árbitro pitará penalti y amonestará al defensor con tarjeta amarilla. Sin embargo, si la falta cometida es empujando o agarrando al jugador de la camiseta, si se produce sin posibilidad de jugar el balón o si es una jugada violenta que en cualquier otro punto del campo se sancionaría con la tarjeta roja, el jugador deberá ser expulsado. Para el resto de penaltis, esto es, aquellos que no cortan jugada manifiesta de gol, el reglamento sigue aplicando como hasta ahora.
Más poderes para el árbitro
Con la nueva normativa el colegiado tendrá la potestad para controlar y adoptar cualquier tipo de medida disciplinaria desde el momento que revise el terreno de juego. El cuarteto arbitral debe llegar al menos una hora antes del encuentro al césped e inspeccionar que todo está en orden y sigue el reglamento. A partir de ese momento, y hasta que abandone el terreno de juego, el árbitro podrá sancionar a jugadores y cuerpo técnico. Hasta ahora no podía hacerlo hasta el momento de la salida al campo, previo al inicio. Esto significa que podrá expulsar a los jugadores por una conducta antideportiva en el vestuario o incluso en el calentamiento previo.
Asistencia a jugadores lesionados
Hasta ahora los jugadores lesionados por motivo de una agresión o falta debían salir del terreno de juego para recibir asistencia. Sin embargo, con la nueva regla, si en infractor de la falta recibe tarjeta, ya sea amarilla o roja, el juego se detendrá hasta que el jugador que ha recibido la agresión pueda continuar jugando o sea sustituido. Con esta nueva norma se evita que el equipo infractor pueda sacar beneficio de una infracción. Hasta ahora una falta que lesionara a un jugador, provocaba que éste tuviera que salir del terreno de juego y el equipo infractor disfrutara de unos minutos de juego con superioridad numérica.
Saque de inicio
A partir del próximo uno de junio, tanto el saque de inicio de la primera parte como el de la segunda, se podrá realizar en cualquier dirección. Anteriormente se debía avanzar primero el balón hasta el campo rival en el saque, pero ahora ya no es necesario. Con esta norma un solo jugador podría sacar de centro, ya que al no necesitar un compañero para que dé el pase hacia el otro campo, podría hacerlo el solo. Además, se podrá golpear directamente el balón hacia la portería rival.
Fuera de juego
La última norma más significativa tiene que ver con el fuera de juego. Hasta ahora cualquier parte del cuerpo del jugador podía ser el límite para señalar la posición antirreglamentaria. Sin embargo, la IFAB ha determinado que ni las manos ni los brazos se tendrán en cuenta a la hora de pitar un fuera de juego. A partir del uno de junio se considerará fuera de juego si cualquier parte de la cabeza, cuerpo o pies estuviera en posición antirreglamentaria.