Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pablo: "No nos engañemos, si vivimos con miedo es porque nos es útil"

El miedo, "nos pasamos la vida luchando contra él", decía Pablo, celebramos el triunfo contra cada uno de ellos pero tememos que otros ocupen su lugar. Pablo lucha contra los miedos de sus pacientes, se los coloca frente a los ojos para que puedan superarlos pero ¿Lucha él contra los suyos?

Pablo, consejero sentimental
Lola quería salir con Nacho, y muy directa, quería preguntarle qué sentía por él y decirle lo que ella sentía. Pero Pablo le frenó: “Lo único que te quiero decir es que igual estás yendo demasiado deprisa, hay gente que le cuesta hablar de sus sentimientos y obligarles a hacerlo igual acaban diciendo cosas que no sienten para protegerse. Hay cosas que es mejor esperar a que te las digan, no preguntarlas".
Contra el miedo a cambiar
Julia no quería saber la realidad, no quería saber que sus análisis demostraban que sufría una grave enfermedad y Pablo decidió abrirle los ojos: “¿No te das cuenta? Te mueres, los análisis han dado positivo, seis, ocho meses como mucho. Entiendo que te de miedo la operación, pero piensa que la otra opción es la muerte. A ti no te da miedo operarte, te da miedo cambiar, crees que el síndrome es el responsable de tu cambio de personalidad. Crees que eres feliz, pero es la enfermedad, si te empeñas en no operarte, morirás” y la terapia de Pablo surtió efecto. Julia se operó.
La lucha contra el miedo
"Nos pasamos la vida intentando luchar contra nuestros miedos y nos emocionamos al ver como algunos le ganan alguna que otra batalla. Otras veces nos acercamos a él de puntillas esperando que siga dormido, esperando que no se despierte. Por desgracia, la vida nos demuestra que nuestros miedos casi siempre estaban fundados y que siempre que vencemos uno aparece otro en su lugar. Pero no nos engañemos. Si vivimos con miedo es porque no es útil porque nos avisa del peligro, aunque por desgracia, el precio a pagar sea demasiado alto.