Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos H : “Germán y Ana van a acabar liados”

La convivencia en la antigua casa de ‘GH1’ acaba de empezar y sin embargo, gracias a la capacidad de adaptación y al carácter extrovertido de la mayoría de los concursantes, la química y el buen rollo ya ha comenzado a surgir entre ellos, especialmente, entre Germán y Ana, los más locos de la casa.
Ya lo dijo Ismael anoche al despedirse: ‘Todos son muy extrovertidos y van a dar mucho juego’. Y la verdad es que tenía razón. El carácter abierto de la mayoría de los aspirantes a pasar a la otra casa ha hecho que muy pronto empiecen a encajar los unos con los otros. Los primeros en sincerarse fueron Germán y Ana, que, desde anoche, parecen ser la pareja que mejor ha conectado. Los dos se divirtieron bailando juntos en el baño al son de la melodía de ‘Comando G’, con la bayeta en la mano y sin vergüenza ninguna. Después del improvisado baile, terminaron sincerándose acerca del amor y de las relaciones que han vivido hasta ahora:
Germán: “Es verdad que, teniendo un carácter como el nuestro, alocado, es difícil encontrar pareja. Aunque tus locuras no son incorrectas, tú sabes perfectamente lo que haces”.
Ana: “Para la gente los raros son todos los que no actúan como ellos y para los enérgicos así como tú y como yo sí es difícil encontrar pareja, sí”.
Germán: “Cuesta que nos entiendan”.
Parece que, a raíz de esta conversación, la complicidad está empezando a crecer entre ellos. Al dejar de hablar los dos se dieron un fuerte abrazo y para muchos, como carlos Hoya, son la futura pareja de la casa. “Ana y Germán van a acabar liados. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se compra un bono-bus”
Loli e Iván, la misma historia
Otros dos de los concursantes también conectaron anoche cuando se enteraron de que a ambos les había ocurrido exactamente lo mismo. Loli e Iván hablaron sobre el plantón que los dos sufrieronjusto antes de casarse y los doscon una casualidad como esa. fliparon
Por otro lado, Gisela quiso hacer buenas migas con Carlos tonteando por quitarle el colchón, por estar el de éste más cerca de la pared, como a ella le gusta. Carlos terminó cediendo a los caprichos de la tinerfeña que, en mitad de la noche, se quiso poner un pantalón más corto debido al calor que hacía en la casa.