Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carol vuelve a entrar en GH gracias a los votos de Internet y consigue récord de participación

De forma totalmente gratuita y a través de las dos páginas oficiales de 'GH', se ha podido votar hasta este jueves por la noche (gala 12) mediante nuestra encuesta . Para evitar votaciones fraudulentas, sólo se ha podido votar una vez al día desde cada IP. Los otros dos 'repescados' han sido designados por sus compañeros. Uno de ellos por los propios expusados(Siscu), mientras que el último de los afortunados lo decidieron sus vecinos (Pilar).  
Ésta es la segunda ocasión en que Telecinco propone a los internautas participar en el desarrollo de la mecánica de 'Gran Hermano', tras la consulta abierta el pasado año en la que la ex-concursante de 'GH 10' Ana Toro regresó a la casa después de haber recibido el apoyo mayoritario de los internautas. En aquella ocasión, la web registró 160.000 votos.
Carol siembra el conflicto con su llegada
Con Carol llega además un gran aliciente para la audiencia. Durante toda la semana, las quinielas hervían en los foros y los mentideros. Si era la cántabra una de los tres elegidos, Indhira y Arturo tenían un problema. La malagueña ya tocó fondo una noche y amenazó con salir si Carol era quien entraba por la puerta.
La dramática amenaza venía al hilo de la enésima discusión con su amante, el 'fecundador' Arturo, al que acusaba de forzar el conflicto entre ellos para poder "follarse" a la cántabra si regrasaba. Los celos estaban a flor de piel. El único modo que encontró el vasco de aplacarlos fue afirmar, entre dientes, que prefería que Carol no entrase para que Indhira "no sufriese".
Los peores presagios de la medio india se han cumplido esta noche y el reencuentro entre ambas 'bellezas rivales' no ha podido ser más tenso y frío. Por su parte, Arturo mantenía la boca cerrada. Parece que tras la tempestad, llega más tempestad.