Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carolina llora porque no soporta a Gerardo

Si en laCasa 11 el nivel de tensión ha disminuido considerablemente a raíz de la expulsión de Nagore, parece que ahora el espíritu de la cizaña se ha trasladado al entorno de los nuevos espías. Después de su último encontronazo con Gerardo, Carolina se ha derrumbado y ha tomado la decisión de dejar el concurso.
"Me voy a mi casa, no quiero estar aquí". Así de tajante les anunciaba a sus compañeros su deseo de abandonar el concurso. Ya en el confesionario, la guineana entraba en detalles: "Estoy agobiada, estoy encerrada... cansada de no hacer nada". Carolina
A todos estos factores hay que sumar la falta de sueño y, sobre todo, los roces que de un tiempo a esta parte está teniendo con . Según explicaba en el confe, "tiene 38 años pero parece que tiene 12". Gerardo
La más sonada de sus broncas tuvo lugar poco antes, en el dormitorio. Carolina le recriminaba a Gerardo que estuviera tirado en la cama de ella mientras la suya era la única que estaba sin hacer. ¡Y para colmo al otro no se le ocurre otra cosa que reírse del asunto y pedirle que le hiciera "un masajito"!:
Gerardo : "En la vida has visto un hombre más limpio que yo"
Carolina : "Como no le saques brillo a tu pene, cerdo ... La habitación está hecha un asco porque a ti te de la gana."
Gerardo :  "La habitación está impoluta"
Carolina : "Impohostias"
Los dos siguieron intercambiando lindezas del mismo calibre hasta que ella, agotada, estalló en lágrimas y buscó el consuelo de Carol, su único apoyo en la Casa Espía. Gerado, por su parte, le quitaba hierro a la discusión y achacaba la disputa que Carolina está cansada y agobiada. Confiesa que estaría encantado de que la maniática del orden se marchara, aunque piensa que "no caerá esa breva".