Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casa 1: La misma prueba en versión pobre

Los habitantes de la casa antigua no consiguieron superar la prueba del 'Camino de Santiago' y, por lo tanto, no han podido hacer la compra de la semana. Para no sobrevivir a base de pan y agua tendrán que superar la convivencia máxima viviendo atados por parejas.
"¡Qué prueba más chula!". Loli ha salido del confesionario entusiasmada con la nueva prueba semanal. Se llama 'Vivir pegados' y consiste en encadenarse a un compañero durante toda la semana. Es una prueba muy parecida a la que deben superar los habitantes de la 'Casa Luxury', sólo que en versión pobre. En vez unirse a través de una sofisticada pulsera solar, los concursantes de la casa antigua tendrán que atarse los tobillos con una simple goma elástica. Vivirán por parejas excepto cuando están recorriendo la pista americana que 'Gran Hermano' les ha preparado en el jardín. Para superar el circuito deberán dividirse en dos grupos de cinco. No podrán cambiar de pareja ni de grupo.
La pista les ayudará a ganar tiempo libres de las ataduras. Al día tienen 30 minutos desatados para ducharse asearse y demás y por cada tramo superado del circuito ganarán 5 minutos. Si consiguen recorrerlo por completo ganarán otros 5 minutos más, aunque algunos, como Mirentxu lo ven bastante difícil, ya que el circuito es una especie de yinkana con pruebas de fuerza y altura como escaleras verticales y horizontales, laberintos de cuerdas y troncos-red. "Yo quiero volver a limpiar la casa", ha bromeado la 'abuela de GH'. A Gisela tampoco le ha hecho mucha gracia el circuito. "A mí estas cosas me dan miedo" ha dicho, y Almudena está un poco preocupada por si no puede superar algún tramo. En tal caso no habría problema porque con que 4 de los 5 integrantes del grupo superen la prueba será suficiente. Los concursantes ya se han divido:
Grupo 1: Mirentxu, Ana, Palomares, Li y Julito .
Grupo 2: Loli, Iván, Raquel, Gisela y Almudena.
Al confesionario también deberán acudir atados excepto cuando alguno de los concursantes quiera confesarse a solas. Y para dormir, también lo harán por parejas. Dispondrán de tiempo desatados para ir al baño, pero deberán administrarlo bien. Esto ha preocupado bastantea los concursantes. "¿Y si quiero hacer número 1?", ha preguntado Li, que es la autora de los nuevos códigos verbales de la casa para ir al baño. Ahora la convivencia será máxima. ¿Podrán soportarla?.