Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuarta prueba: la cabina

Los concursantes de la 'casa vieja' afrontan su cuarta prueba. Después de haber estado encadenados varios días, ahora los chicos se enfrentan a la más absoluta soledad. Encerrados en una cabina deberán memorizar uno a uno los dígitos de un número de teléfono al que llamarán cada tarde. Así comunicaba el dossier entregado por el 'Super' las reglas para superar la prueba.
Un ciudadano  queda atrapado en una cabina telefónica.  A pesar de los intentos de ayuda de los transeúntes, no puede ser  liberado. Así comienza el clásico corto 'La Cabina' de Antonio Mercero. La historia se repite. Unos operarios han instalado en vuestro jardín DOS CABINAS. Cuando suenen sus teléfonos dos voluntarios iréis a atender las dos  primeras llamadas. Estas dos personas serán las primeras que iniciarán un largo encierro de día y de noche que durará cinco días.
Esta situación afecta a  todos, ya que os iréis relevando dentro de las cabinas. Cada hora sonará una señal que indicará que tenéis 10 minutos para dar un RELEVO, ir al baño o meter dentro de la cabina lo que necesitéis. Durante el tiempo que permanezcáis dentro de la cabina, la puerta puede dejarse entreabierta o cerrada, nunca abierta del todo porque podemos penalizaros por eso. No podéis introducir en la cabina sillas ni ningún otro objeto para sentaros.
Cada cabina tiene instalado un teléfono. Hay  un tercero  en el salón. Estos teléfonos están comunicados entre sí por línea interna .( Números en el anexo). Podréis hablar entre vosotros cuánto queráis, pero atentos porque si estáis encerrados en cabinas es para recibir unas importantes llamadas de las que dependerá la prueba. Por eso, no todo el tiempo podréis estar comunicando.
En cualquier momento sonará uno de los teléfonos de las cabinas, y una  voz os dará uno a uno (en cada llamada un número) los dígitos  que necesitáis para completar números telefónicos del día. Cada día, cada cabina, tendrá que completar su número telefónico. Cada número telefónico tendrá 9 dígitos, así que cada día, cada cabina, recibirá nueve llamadas. Recibiréis los dígitos en orden, del primero al noveno. Guardarlos bien en la memoria y pasarlos de unos a otros porque al final del día lo vais a necesitar. Por supuesto, no podéis escribirlos ni utilizar ninguna otra forma para acordaros que no sea la MEMORIA. 
En un momento dado de la tarde, cuando hayáis completado los nueve dígitos, y cuando nosotros os avisemos, cada cabina hará su llamada telefónica diaria. Cuando marquéis el número tendréis que DECIR EN VOZ ALTA CADA UNO DE LOS NÚMEROS. Dirá: "(vuestro nombre)Si la voz os dice "·CORRECTO" colgaréis y listo. Si no obtenéis respuesta  es que os habéis equivocado. ERROR. Lo que no podéis hacer es llamar al exterior. Aparte de ser imposible acarrearía la pérdida automática de la prueba si os vemos intentarlo. Tampoco podéis introducir sillas ni ningún otro objeto para sentarse dentro de las cabinas. Soy de Gran Hermano 10, por favor ayúdeme. ¿Estoy hablando con el número XXXX?"
El hombre de la cabina no consiguió salir, pero vosotros tenéis una oportunidad. Superaréis la prueba si:
1-. Desde el comienzo hasta el final de la prueba, dos personas, permanecen encerradas en las cabinas.
2-. Si mientras haya gente dentro de las cabinas no dejáis la puerta completamente abierta (sólo para hacer los relevos).
3-. Os permitimos un total de 5  MINUTOS  de fallos, esto es, de sobrepasar el  tiempo permitido cuando  hagáis estas salidas ilegales.
4-. Todos pasáis por una cabina al menos una vez al día.
5-. No falláis más de TRES NÚMEROS de teléfono en el total de las 10 llamadas que haréis en la prueba.
6-. No escribís ningún digito ni utilizáis ninguna treta para acordaros