Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iván no quiere ni fingir que es pareja de Almudena: "¡si parecemos el punto y la i!"

La nueva prueba en la casa de Guadalix casi nace póstuma. Tras recibir a las dos nuevas concursantes italianas, Iván, Orlando, Liz y Almudena tendrán que fingir que son dos parejas y que esta edición de Gran Hermano es eso, un concurso entre enamorados. Se trata de un juego que no parece difícil a priori, pero a la hora de discutir quién formaría cada pareja, se ha desencadenado una auténtica exhibición de dialéctica. ¿Quién evitaba a quién?
Uno de los chicos tendría que ser pareja de Liz o de Almudena. Primera sugerencia de Iván al respecto: "¿Por qué no hacemos como si fuéramos gais?".
"Ellas no hablan jota de español", iba diciendo Mercedes, cuando Iván ya había mirado a su izquierda y comprobado que en su regazo se encontraba su mejor amiga y máxima aliada en el programa: Almudena. Su sonrisa fríamente se fue atemperando hasta poner la cara de Sota de la baraja española con la que se ha peleado con no pocos concursantes. Su mente, ágil, ya pensaba en las posibles parejas. Rápidamente, con la mano, gesticulaba para indicar que le gustaría formar una dupla gay con Orlando.
La posibilidad de fingirse homosexuales les encantaba. Orlando se reía a mandíbula batiente, Iván le ofrecía la palma de su mano para que la chocara. Se han disfrazado de mujer varias veces y se lo han pasado en grande. ¿Por qué no seguir? De hecho, Mercedes calificaba la iniciativa de "idea brillante". Sin embargo, la cámara enfocaba ahora a Chiqui. No se reía.
Empecinados en la pareja gay
El premio por pasar este trago no es cualquier cosa. En palabras de Mercedes: "si ellas se lo creen, tendréis una recompensa que no vais a olvidar en vuestra vida". Iván, como es costumbre, tomó la iniciativa. Activo, igual nervioso, se puso de pie y siguió erre que erre: "si hacemos como si fuésemos gays...".
Almudena interrumpió seca y tajante: "eso no se lo va a creer nadie". Entonces apareció Orlando. Por lo visto, también le seducía la idea de simular ser gais: "Se van a creer antes que éste y yo seamos gais y no nos besemos delante del público antes que yo esté contigo o con ella (Almundena) y no nos demos ni un piquito". Los coqueteos de los últimos días parecían indicar lo contrario, que no les costaría mucho representar el papel de pareja.
Palabras poco cariñosa de Iván a Almudena
'Chiqui' iba a replicar en ese momento, pero Iván la interrumpió soltando una bomba: "Claro, no vamos a estar tú y yo juntos que parecemos el punto y la i". Una afirmación pretendidamente simpática y de broma cuyas intenciones verdaderas harían las delicias de cualquier profesor de Psicología para explicar diferentes facetas de la conducta humana a sus alumnos. Mientras tanto, el público del plató aplaudía encantado.
Pero ella insistía. decía que si no fueran gais, lograrían que, al menos, las chicas se les acercaran. Pero Iván insistía: "si yo no quiero que se me acerquen". 'Chiqui', de nuevo, volvió a ser concisa y directa: "a mí eso no me va". Almudena
Iván frotándose las manos pareció darse cuenta de que se había topado con un muro. Había que transigir. "Vamos a echarle un poco de alegría al asunto", le dijo a Orlando. En ese instante, Milá interrumpió la conexión con la casa para dar paso a publicidad. A la vuelta, las parejas estaban formadas. Iván y Liz; Orlando y Almudena. ¿Satisfecho?