Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julito, de flor en flor

Rubias o morenas, modelos o empresarias, altas o bajas... Julito tiene un objetivo muy claro dentro de GH y es encontrar a una mujer con la que compartir la escasa intimidad que da la casa con más cámaras de la televisión. Primero los masajes y las 'escenas de cama' con Li, luego se declara a Loli pero más tarde le dice a Raquel que es la más guapa. Pero las mujeres de la casa, anticipándose a él, firmarán un pacto contra el canario.
Julito está demostrando que no tiene un prototipo de mujer ideal. El color de pelo, profesión, personalidad... parecen para él meros detalles. A la hora de mirar a una mujer encuentra en cada una lo que les diferencia, y ¡le gustan todas'.
La primera en caer en las redes de este 'picaflor' fue Li. Parece que Li había olvidado el miedo que le inspiran los chicos españoles "es que tienen mucho pelo" y se atreve con un masaje al canario. Pero, por más que intentó Li aliviar su tensión muscular, no consiguió más que Julito malinterpretara, por supuesto intencionadamente, sus palabras "Li dice que esoy duro".
Un comentario que provocó el inevitable juego de palabras "tú sabes que no tengo mala intención" y, claro que Julito lo sabe pero no lo quiere reconocer "tienes la mente sucia" gritaba.
Primero Li, después Loli...
El episodio junto a Li tuvo un rápido final y Julito acudió a por su próximo objetivo: Ni masajes, ni aceites, ni dobles sentidos... fue directo al grano: "tú a mí me gustas, ¿me entiendes?" lo que despertó las carcajadas de la granadina. Loli.
Quizá por las carcajadas de Loli, el canario se sintió frustrado y decidió variar de nuevo su meta: Con ella escogió los piropos como método de seducción "Para mí, eres la más guapa de las que están aquí"... pero de Raquel sólo consiguio una risa, más tímida que la de Loli, y un simple "gracias". Raquel.
Ana y su interrogatorio
Los intentos de Julito despertaron la curiosidad de Ana que estaba convencido de que Julito correría tras Gisela, "¡yo pensaba que a ti te gustaban las tías muy sexys!" en este caso no dio en el clavo ya que parece que al canario le gustan todo tipo de mujeres eso sí, no se equivocó en la edad ya que gracias a ella hemos descubierto que le gustan mujeres mayores que él.
Pacto de mujeres
Las chicas de la casa no tardaron en descubrir la muy evidente estrategia de Julito. Todas reunidas en la habitación escuchaban cómo Eva se ofrecía a llevárselo fuera simulando un bajón y, entre todas, repartían su tiempo para tener siempre entretenido al canario. Firmaban así un pacto por el que, parece, Julito no conseguirá encontrar a la mujer de su vida en el concurso.