Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Melania pasa de todo y se enfrenta a Nico

La princesa está triste, qué tendrá la princesa. Melania no aguanta más, no le gustan sus compañeros, no se siente integrada y Piero no le da lo que necesita. Quiere irse y se ha declarado en huelga de brazos caídos. Tan relajada decisión no ha sentado bien entre los más trabajadores de la casa, siendo con Nico con el que más ha chocado.
 "Me da la sensacion de que no estoy aquí ya, estoy ahi sentada y como si no estuviera, me la suda la prueba, me aburro, no creo que pueda esta aquí mucho tiempo más". Así de negativa y apática se mostraba Melania en el confesionario. La exconcursante de GH 9 ya lleva un tiempo sin encontrar su sitio entre sus compañeros: "no me entiendo con nadie,  todo es afán de protagonismo, siempre sumando puntos como en el Super Mario. No he venido ha hacer puntos limpiando ni cocinando... Me dan ganas de salir, decir que os den a todos por culo, no pienso hacer la prueba".
Piero no la abandona. De hecho, en las imágenes le vemos encima de ella y atento a sus berrinches como nunca, pero no es suficiente para Mel: a Piero le tengo mucho cariño pero no es lo que necesito, no es suficiente, necesito alguien que se moje, que esté más pendiente de mí...  
Piero y Melania quieren irse este martes y piensan hacer méritos a la nominación. Nada más fácil que tirarse sin hacer nada tomando ese sol que parece contratado exclusivamente para esa zona de Guadalix. Sin limpiar, sin ayudar en la cocina, sin acatar órdenes de nadie.  "A mi que me olviden, esto es un decorado, y cuando se caiga de mierda que traigan una escavadora y la tiren abajo", comentaba Mel consciente de que todos la están escuchando.
Su actitud a la vez tan pasiva y desafiante no podia acarrear nada bueno, y las quejas no se han hecho esperar. Quejas como las de Nicky en el confesionario, que ve tremendamente injusto que "los guapos" de la casa no den un palo al agua. Pero la verdadera trifulca no estalló hasta la hora de la comida, cuando Ainhoa y Nico y la parejita de marras se dijeron a las claras todo lo que llevaban rumiando: "sóis unos falsos que te cagas, yo desde mañana no cocino más. Me estais tocando los cojones porque he hablado con Pepe", fueron algunas de las lindezas del cocinero antes de largarse con su pasta a otra parte.