Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Noemí: "Yo he estado enamorada hasta las trancas de Raquel"

La relación entre Noemí y Raquel ha dado un paso de gigante. Las concursantes, que llegaron a la casa de Guadalix de la Sierra como enemigas, mantienen ahora una relación casi de amistad. Parece que las cosas van por buen camino para la catalana, que tiene la intención de firmar las paces con la que fuera su esposa.
La relación de y no ha sido fácil en ningún momento. La pareja, que vivió una bonita historia de amor con boda incluída, se convirtió en enemiga tras sufrir un accidente de coche en el que Raquel salió muy mal parada. La joven criticó el comportamiento de su hasta entonces pareja, asegurando que en ningún momento estuvo a su lado en esos momentos tan difíciles. Ahora, después de muchos años insultándose por diferentes platós de televisión, 'Gran Hermano' ha vuelto a unirlas y, para sorpresa de todos, ha sido capaz de volver a establecer una relación de respeto entre las dos mujeres. Raquel Noemí
Noemí explica el accidente
Parece que Noemí ha llegado a la casa de Guadalix de la Sierra con las ideas muy claras. La joven quiere lograr el perdón de la que fuera su mujer, zanjando la historia para siempre y manteniendo una relación lo más cordial posible con ella. La concursante no se lo ha pensado a la hora de echarse buena parte de las culpas sobre lo que pasó, pero lo que más claro tiene, y así ha querido hacérselo saber a todos, es que "quiso a Raquel muchísimo".
"Por medio de nuestra boda y la palea tuvimos un accidente de coche y fue muy jodido porque Raquel estuvo nueve días en coma asistido. Ella despertó la peor parte,pero es que yo no puedo hacer nada. Entiendo lo que dice ella, pero es que yo también tuve un accidente. Yo no podía estar a su lado porque yo también había estado dentro del coche y había sufrido un accidente. Yo me lo he pasado muy bien con ella y ahora, a día de hoy, me sigue haciendo mucha gracia. Yo estuve loca por esa persona, enamorada hasta las trancas, os lo juro por mi vida. Sé que yo le he hecho daño a ella pero es que le ha pedido perdón muchas veces", se confesaba Noemí ante sus compañeros.
Raquel, perdona pero no olvida
Raquel llegó a la casa de 'Gran Hermano: El Reencuentro' más reacia a hacer las paces que su pareja de juego. La joven no ha olvidado todo lo que pasó en el pasado, y no se ve capaz de perdonar la falta de apoyo de Noemí tras sufrir el accidente. "La que ha sufrido más en todo esto he sido yo. Me desperté un viernes y Noemí no estaba ahí. Estuve en coma once días... Yo le dije: Noe, espero que la vida te de lo que te mereces y ella me contestó: a ti la vida ya te lo ha dado. Entonces yo lo siento mucho, pero esa frase no se la puedo perdonar. Yo no soy el espectáculo de Arturo e Indhira, ella me habla y yo le contesto, pero si perdonar es olvidar... no puedo".
Unidas por la prueba semanal
La primera prueba semanal de 'Gran Hermano: El Reencuentro' ha logrado lo impensable: unir a Noemí y a Raquel. La pareja de juego se ha visto obligada a pasar seis horas atada por los pies, convirtiéndose en 'gemelas' durante buena parte del día. Aunque las dos mujeres, especialmente Raquel, recibieron la noticia sin mucho ánimo, a las pocas horas su complicidad era visible para todos. Las bromas y las risitas se apoderaron de ambas y Noemí, en una clara muestra de sinceridad, le llamó "cariño" a su compañera.