Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prueba semanal: 'El vino que tiene Asunción'

Esta semana, los concursantes de 'Gran Hermano' tienen una doble tarea relacionada con el vino: por un lado tendrán que fabricar su propia cosecha y por otro tendrán que estudiar y memorizar las características de las denominaciones de origen de España.
"¡Mirentxu, que nos vamos a emborrachar!", le ha dicho Palomares a 'la yaya' en cuanto los habitantes de la casa 1 han conocido el contenido de la prueba semanal. Y no es para menos, después del desmadre de la fiesta de cumpleaños de Li.
Esta semana, los concursantes tendrán que fabricar, embotellar y etiquetar su propio vino para crear la cosecha 'Gran Hermano'. Vestidos con camisa blanca y fajín negro atado a la cintura, pisarán la uva metidos en un lagar durante ocho horas al día, cuatro por la mañana y cuatro por la tarde, administrándose los turnos como mejor les convenga. La uva no será real, sólo un simulacro, por lo que el vino será ficticio.
El recipiente sobre el que trabajarán nunca podrá estar vacío y tendrán que llenar una botella de un litro diaria cada uno para superar la prueba. Una vez obtenido el líquido, ellos mismos lo embotellarán y lo etiquetarán. "¡Qué artesanos vamos a ser!", ha dicho Mirentxu, que está entusiasmada con el nuevo reto.
Además de la práctica, los concursantes también tendrán que aprenderse la teoría. Cada mañana 'El Súper' les proporcionará información sobre 6 tipos distintos de vino de origen español. Todos tendrán que memorizar bien sus características porque al final del día tendrán que someterse a un pequeño examen: catarán 3 de los 6 tipos de vino que han estado estudiando y tendrán que saber identificarlos, sin comentar nada con ninguno de sus compañeros; cada uno dará su veredicto en el confesionario. Si la mitad de los concursantes de la casa consiguen acertar el tipo de vino cada noche, la organización les dará una botella para que brinden y la disfruten. En total, estudiran 30 tipos de vino distintos y el último día se someterán a un test sobre todo lo que han aprendido a lo largo de la semana.
Orlando y Palomares han sido los primeros en estrenar el lagar. ¿Conseguirán superar la prueba? En la 'Casa Luxury' lo necesitan de verdad porque esta semana se han quedado sin poder hacer la compra y eso ha generado graves tensiones.