Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Saray: "Ay Gerardo, no puedo, tengo la regla"

Por fin Gerardo ha conseguido catar mínimamente a una mujer en Gran Hermano. Ha sido Saray y se ha escudado en la estratagema de gastarle una broma a Pilar. Con esa excusa, aprovechando que era el día de los Inocentes, la metió en la cama bajo el edredón y procedió a meterla mano.
Como Pilar, el objeto de la broma y quien supuestamente tenía que sorprenderse por la escena, no aparecía, Gerardo aprovechó la coyuntura para palpar un poco. Por el subtitulado se ve claramente que Saray no le hacía ascos al madrileño. Ella reía y él subía las aspiraciones hasta que ella le tenía que cortar. A Gerardo no le quedaba otra que lamentarse:
Gerardo: Aquí lo de chingar es chungo. con lo que me ha costado traerme una tía a la cama y hacer edredoning que era mi ilusión en Gran Hermano...
Saray: Ay, Gerardo, no puedo...
Lo que no sabía Gerardo es que sus toqueteos eran bienvenidos. El problema era de fuerza mayor y no se trataba precisamente de la madre de Saray:
Gerardo: ¿Tienes la regla?
Saray:
Gerardo:  Coño, no te puedo meter mano...
Saray: Y tu madre no viene a poner la lavadora...
Gerardo: Ya la ha puesto...
Momento en el cuál hizo acto de presencia Siscu. El catalán tiró de la manta y lo que se encontró fue que Gerardo estaba besando a Saray, muy acaramelada en ese instante.
Siscu: ¿Follando?
Gerardo: Dile a Pilar que venga
Siscu: Está fregando
Gerardo:  Si supiera que la lavadora estuviera funcionado
Para Carmen Alcayde, tertuliana de El Debate, "es muy extraño que hablen de si tienen la regla mucho tiempo debajo del edredón". Y según Nacho: "Ha habido algo, porque es imposible pensar que Gerardo no... que es un pulpo".
Completamente está Casado: "Prager en cuanto puede mete mano". Pero Laura le quitó encanto al asunto: "¿Gerardo comiéndole el cuello a Saray? bah, lo hace todos los días y a Saray no le gusta nada"