Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siscu, segundo expulsado por la audiencia

El primer nominado de forma disciplinaria por enfrentarse a Gonzalo de forma excesivamente agresiva, Siscu, ha sido el segundo expusado por la audiencia. Una paradoja que nunca había tenido lugar en un Gran Hermano, el once, que no por ser una edición tan avanzada está exento de sorpresas. Más bien al contrario.
Con 23 años, natural de San Boi de Llobregat, este frigorista en paro se consideraba una persona muy sincera. Su franqueza ha quedado acreditada. Se enfrentó a Gonzalo por sobrepasar todos los límites al encararse con Pilar, una mujer mayor. Sin embargo, no tuvo reparos en nominar a Melanie, que era la persona con la que mejor se llevaba.
Su relación con Melanie
Su relación con ella fue muy particular o muy masculina, según como se mire. Siscu anduvo detrás de Tatiana, a quien finalmente se 'llevó al huerto' Toscano, y consciente de su negativa, en una conversación con Melanie, aprovechó para confesar que la que le gustaba era ella. La canaria, a partir de ese momento, se acercó a él, pero con reservas. En una conversación con Nagore, reconoció que le gustaba pero que no iba a llegar muy lejos dentro de la casa.Al menos, mientras pudiera "aguantarse".
Sus problemas con Nagore
Sin embargo, desde la nominación de Melanie, a la que pidió "perdón de corazón", fue más bien rechazado. Ya antes, incluso, le había caído mal a Arturo, quien dijo que le parecía que Siscu "hacía demasiadas preguntas" y le nominó. Pero con Nagore los problemas fueron mucho más graves. Ella en el confesionario dijo que él le parecía un "niñato" y que no le aportaba "nada dentro de la casa".
Hasta su expulsión, los días de Siscu transcurrieronde mal rollo en mal rollo. Hasta Juan, que juega a no meterse en ningún problema mientras decide a quién tienen que nominar los demás, terminó perdiendo los nervios durante una comida y acusó a Siscu de hablar mal de Nagore. Juan llegó a decir que Siscu le daba pena, que ni él sabía adónde iba.
Cambio de grupo
Con todo, lo que hizo Siscu al final fue cambiar de grupo. Dejar a Nagore, Melanie, Juan, Tatiana y Toscano e irse con Rebeca, Arturo e Indhira. Esta última valoró su decisión "al menos no obedece como un borrego lo que le mandan". Siscu sentenció: "aunque me vaya, al menos sé que vosotros me apreciáis".