Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos Lozano, el nuevo Fred Astaire

Carlos se ha tomado súper en serio la prueba semanal y se ha convertido en el coreógrafo y la estrella del show. Sin embargo, se lo ha tomado tan en serio que se ha puesto un poquito autoritario y ha tenido sus más y sus menos con sus compañeros, sobre todo con Alejandro. El míster no está dispuesto a que Carlos le llame "niño" y mucho menos que le pida hasta que se afeite el pecho para la actuación. Lucía tampoco se ha tomado bien el liderazgo de Carlos y, aunque empezó siendo coreógrafa, ha terminado casi arrebatándole al presentador su papel de director de la actuación. Una situación que ha convertido una prueba que podría ser muy divertida en una discusión constante.