Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos no olvida a su Dulcinea del Toboso

Las románticas frases de Don Quijote hablando de su amada, han hecho que Carlos no pare de pensar en su particular Dulcinea y le pida al Súper una foto suya porque tiene la sensación de que se está olvidando de su rostro. Carlos no para de pensar en su amada, pero mientras tanto se ha encontrado con una rubia llamada Charlotte entre los molinos y no ha dudado en bromear con ella sobre  cómo se la imagina en un futuro. El presentador se imagina a Charlotte casada con un ganadero y siendo madre de dieciséis hijos.