Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén, dispuesta a romper las incipientes relaciones de la casa

Julián ha confesado que está "intentando controlar" los sentimientos que tiene hacia Laura y eso a Belén Roca no le ha hecho ninguna gracia. "Yo sé lo que tengo que hacer para que él se derrita", le ha dicho a su amiga Lucía. Por otra parte, Liz ha llorado porque Alejandro no le hace todo el caso que le gustaría. "¿Te imaginas que me enrollo con Alex? Liz se tira de los pelos?", ha continuado Belén en sus confidencias con la modelo.

Liz está muy celosa de la amistad que ha surgido entre Alejandro y Charlotte y ha decidido alejarse de él por completo, pero no termina de conseguirlo. A Liz le gusta mucho Alejandro y no para de llorar en el confesionario por un amor no correspondido, pero hay gente en la casa que ha puesto en duda que sus lágrimas sean reales. Belén cree que es demasiado pronto para que Liz esté tan enamorada y que tiene la sensación de que todo es un montaje. Le ha contado a Lucía que Liz y Alejandro se conocían de fuera y que han ocultado esa amistad al resto de sus compañeros. Lucía le ha preguntado a Belén qué si a ella no le gustaba Ále y la concursante se ha imaginado lo que podría pasar si ella tuviera un "rollete" con el míster.
Por otro lado, Julián el otro enamorado de esta edición, ha entrado en el confesionario y le ha contado al Súper que en su interior se estaban despertando sentimiento que hacía mucho que no sentía, pero que estaba intentado contenerlos porque no quería estar más sensible de lo normal y disfrutar de la oportunidad que tenía delante. Unas palabras que hablaban de lo que está empezando a sentir por Laura, su gran apoyo en la casa. Sin embargo, su ex tentación, Belén Roca, está convencida de que Julián sigue estando loquito por sus huesos y que ella sabe perfectamente lo que tiene que hacer para que el hijo de Carmina caiga rendido a sus pies. Una reflexión que ha encantado a su amiga Lucía Hoyos, quién le ha animado a poner punto y final al incipiente romance de Julián y Laura.
En esta ocasión no podemos hablar de una pareja de enamorados, pero sí de una pareja que está a punto de pasar por el altar y que ya tiene claro a quién no quieren invitar a su boda. Sema tiene miedo de lo que Julián pueda sentir por Belén y tiene claro que "la rubia" no va a ir a su boda. A Belén le dan igual esas tonterías, pero está cansada de los comentarios despectivos que Sema no para de hacerle y de que Julián no le pare los pies así que, ha decidido ser ella la que lo haga.
No sabemos si Belén ya ha puesto en marcha un plan para que Liz se tire de los pelos, pero ha tenido un pequeño acercamiento con el míster. Belén Roca y Alejandro han compartido confidencias sobre los posibles "rollitos" dentro de la casa. El míster, que ha asegurado que no tiene nada en la casa "porque me hice una promesa, por mi hijo" pero, ha terminado reconociendo a la gallega que ella le parece más guapa que Charlotte: "Tú eres más guapa y estás más compensada", ha sentenciado.