Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francisco, a Melani Olivares: "Gracias por lo que haces por Martina, porque un trocito de su corazón es tuyo"

Martina, la hija de nuestro invitado Francisco Santiago Aranda, padece el Síndrome de Rett, una extraña y terrible enfermedad neurológica. Desde que conoció su caso, Melani Olivares se ha volcado con la pequeña y con toda su familia, a la que ayuda de forma desinteresada siempre que puede.

La historia de Francisco comienza en Badajoz, en abril del 2011, cuando nace su segunda hija. Nuestro remitente y su mujer, Marina, llaman a la niña Martina. Tanto para ellos como para su otra hija, Daniela de tres años, la recién nacida es un bebé muy deseado. En sus primeros meses de vida, Martina se convierte de forma normal. Parece una niña sana, pero muy pronto deja de serlo.  
Pasado el primer año de vida de Martina, sus padres tienen la certeza de que a su hija le pasa algo. Martina, un día se desenvuelve perfectamente en sus cosas cotidianas y al siguiente ya no. Tras la visita al pediatra, Mrina y Francisco llevan a su hija al neurólogo. Desde el primer chequeo, el doctor es muy claro con ellos. La cosa no pinta bien y, aunque no es capaz de darles un diagnóstico, les pide que la niña se someta a una prueba específica.
Francisco y su mujer esperan los tres meses más angustiosos de sus vidas. Cuando por fin obtienen los resultados, estos no son buenos. Martina tiene Síndrome de Rett, una enfermedad rara que afecta a una de cada 10.000 niñas. La pequeña tiene los órganos del cuerpo bien, pero no puede coordinarlos. No habla, no camina y lo que es peor, la pérdida de sus capacidades es progresiva. Como es lógino, los la vida y los planes de futuro de esta familia se vienen abajo cuando obtienen esta información. Sin embargo, necesitan sacar fuerzas de donde sea para seguir adelante.

A partir de ese momento, el matrimonio se pone manos a la obra para hacerse oír y buscando fondos para que permitan a la medicina buscar una posible cura para Martina.

El pasado mes de noviembre, Francisco crea un blog que se llama 'Mi Princesa Rett', dedicado a Martina y donde envía mensajes a sus hijas y a su mujer. Son muhas las personas que han decidido colaborar con estos padres y entre ellas la actriz Melani Olivares. A través de su cuenta de Twitter, Melanie difuende información sobre la enfermedad de Martina, pide ayuda a seguidores y siempre que puede habla de la niña en público. Además, acude a los encuentros de fútbol solidarios y vende camisetas en un estanco con la familia. Es tal la implicación de la actriz con esta familia que hablan casi a diario, convirtiéndose en la confidente y elpaño de lágrimas de Francisco.

Esta noche, Francisco ha querido que darles un mensaje a dos de las mujeres más importantes de su vida. Por un lado a su mujer, con la que ha formado un equipo en toda regla, atendiendo y cuidando a su frágil princesa. Por otro, a Melani. Desde un primer momento la actriz se ha volcado con él y su familia, dándoles todo su apoyo desinteresadamente a favor de su causa.
"Corren tiempos difíciles, pero somos un equipazo. Esto es un rayito de luz para darte ánimo, para que sigas luchando y siendo el motor de mi vida. Me casaría mil veces contigo y tendría mil Martinas contigo, así que ánimo y dale un poquito de luz al túnel", le ha dicho Francisco a Marina. Su mujer se ha quedado sin palabras y sólo ha podido contestarle con sentido "Te quiero".

La segunda sorprendida ha sido Melani Olivares, a la que Francisco ha querido darle las gracias por estar siempre a su lado: "Darte mil gracias por lo que haces por Martina, porque un trocito de su corazón es suyo. Porque eres mi hombro, porque me he enchanchado a la cuerda que me lanzaste y porque nos levantas cuando hablamos, cuando vienes a Badajoz y cuando nos preguntas por la niña. Muchas gracias."

Melani, con lágrimas en los ojos, sólo ha tenido palabras de cariño hacia este matrimonio y sus dos hijas: "Son maravillosos y jamás he visto padres como ellos, con esa fuerza y ese amor hacia su hija. Tengo que darles yo las gracias a ellos por permitirse estar a su lado y servirme de referencia".