Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania e Inglaterra: sólo puede quedar una

Terminar primera en su grupo no le convenía pero la Mannschaft es la Mannschaft, la tricampeona. Alemania ganó, tiró de orgullo y doblegó a Ghana, la mejor selección africana del momento, en su carrera hacia un muro en octavos: Inglaterra.
El partido, que se jugará en Bloemfontein el domingo 27 de junio a las 16.00 (hora española), promete y tiene todo para apasionar. La nueva Alemania de Ozil y Müller, del toque y la juventud, ha presentado una apuesta muy atractiva en Sudáfrica.
En el otro campo, once hombres no acostumbrados a perder acaudillados por un ogro que odia no ganar: Capello y sus chicos, pupilos aún dormidos pero que pueden despertar en cualquier momento. Lampard, Gerrard y un chico malo de barrio, Wayne Rooney, como estandarte. Partidazo en el horizonte.
Será un "gran choque, nos alegramos", dijo el seleccionador alemán, Joachim Low, de cara al partido ante Inglaterra. "No le tememos a nadie", aseguró por su parte Ozil, el héroe de la noche.
En los cuartos de final el vencedor de Alemania-Inglaterra podría toparse con Argentina, si la Albiceleste elimina a México en la segunda ronda.
El otro encuentro de octavos que se ha decidido este miércoles cruzará a Estados Unidos y Ghana, dos de las sorpresas del torneo.
Con estos choques ya se conocen cuatro de los emparejamientos en octavos de final, puesto que en la jornada del martes se concretaron los partidos Uruguay-Corea del Sur y Argentina-México.