Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso y Hamilton, enemigos íntimos

Protagonizaron en 2007 una de las mayores rivalidades que se ha vivido en una escudería de Fórmula 1 en los últimos años. Desde entonces, siempre que sale el nombre de Fernando Alonso acaba saliendo el de Lewis Hamilton y viceversa. Llevan dos temporadas sin poder competir de tú a tú porque el español no ha tenido un monoplaza a la altura... y se echan de menos.
Después de pasarse la temporada pasada y lo que llevamos de la presente resignado por tener que luchar en la parte media de la parrilla, sin un coche competitivo, Fernando Alonso ha reconocido que, de alguna manera, añora los tiempos en los que McLaren no supo llevar de forma sana la lucha interna que mantenían él y Hamilton. ¿Masoquista el español? No, simplemente competitivo.
"No tuve ningún problema con Lewis, sólo hubo una competición que nos ayudó a los dos a ser mejores, a conocer nuestros límites. De alguna manera, lo echo de menos", reconocía Alonso, que tras ser campeón mundial en 2005 y 2006 con Renault, vivió una temporada convulsa en las 'flechas de plata' por culpa de Ron Dennis y compañía.
"Tuve problemas con la filosofía del equipo, por eso decidí cambiar". Ese fue el principal problema. No Hamilton. Por eso no debe extrañar que a ambos se les vea conversar en las ruedas de prensa anteriores a las carreras, e incluso bromear: "Lewis es un gran piloto, un gran campeón".
Algo parecido piensa Hamilton. El vigente campeón coincide con el español, en una entrevista concedida a Marca, en que fueron circunstancias externas a ellos (la prensa, entre ellas) las que hicieron que su relación no fuera tan buena como ambos esperaban: "Quizá no seamos amigos como para ir a cenar. Pero le tengo un gran respeto, antes y ahora, nos vemos, nos saludamos y hablamos con normalidad".
De hecho, el inglés no esconde su deseo de volver a pilotar con él algún día: "Pilotar junto a uno de los mejores del mundo es una gran experiencia porque siempre empujas al otro hasta más allá, más de lo que nadie puede imaginar. Trabajar con él fue un placer".
Increíble pero cierto. ¿Se cumplirán algún día las aspiraciones de Hamilton de volver a compartir equipo con Alonso? Sinceramente, es difícil que eso suceda. Aunque los amantes de la F1 se conformarían seguro con volver a ver sus intensos duelos en la pista.
JNP