Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.2) La subasta eólica se cierra sin incentivos y sin adjudicación para las grandes eléctricas

Jorge Energy, Energía Eólicas de Aragón y EDP se llevan los megavatios eólicos, mientras que Forestalia y Ence se hacen con la biomasa
La primera subasta de energía eólica celebrada en España, que ha servido para asignar nueva potencia por primera vez desde la 'moratoria verde', se ha cerrado sin que ninguna de las tres grandes eléctricas se haya adjudicado megavatios y con tanta presión competitiva que los incentivos han quedado reducidos a cero, indicaron a Europa Press en fuentes del sector.
Las tres empresas que se han hecho con los 500 megavatios (MW) eólicos en liza han sido Energías Eólicas de Aragón, EDP y, especialmente, Jorge Energy, perteneciente al grupo cárnico zaragozano Jorge. En el caso de los 200 MW de biomasa, los adjudicatarios han sido Ence, con 40 MW, y Forestalia, que ha obtenido el resto y que está presidida por Fernando Samper, hermano del dueño del Grupo Jorge.
Durante la puja, en la que no han resultado adjudicatarias las sociedades de renovables de Endesa (Enel Green Power España, participada en un 40% por Endesa y en un 60% por Enel), Iberdrola ni Gas Natural Fenosa, se ha producido un 100% de descuento tanto sobre los incentivos para los 500 megavatios (MW) de eólica como para los correspondientes a 200 MW de biomasa.
Si en el caso de la eólica no habrá retribución a la inversión para los proyectos adjudicados, en el de la biomasa la retribución a la inversión también será a coste cero, si bien habrá una retribución a la operación.
Al no existir esta prima, las instalaciones deberán vender la electricidad al mercado sin incentivo adicional. Algunas empresas de referencia en el sector como Acciona ni siquiera han llegado a presentarse.
Fuentes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) indicaron a Europa Press que la subasta, organizada por Omel, ya ha quedado validada, proceso para el que el 'superregulador' disponía de un plazo de 24 horas.
En el sector coincidía el gran interés por esta subasta, tras cuatro años de paralización en el desarrollo de nuevos proyectos con derecho a incentivo, con la confianza en que, a la vista de la potencia eólica necesaria para cumplir los objetivos europeos para 2020, en los próximos meses se celebrarán nuevas pujas.
UN RESULTADO "SORPRENDENTE".
Las fuentes del sector destacan la "sorpresa" que ha provocado el cierre de la subasta sin incentivo, ya que solo por acudir era necesario asumir compromisos en términos de costes del aval y plazos para el desarrollo de proyectos.
Una de las explicaciones que se ofrece es la existencia de cerca de 10.000 MW asignados en los distintos concurso autonómicos que, tras la 'moratoria verde', se encuentran paralizados y a la espera de su desarrollo. Este volumen garantizaba de por sí el éxito de la subasta.
Los promotores de estos proyectos, que ya tienen la ubicación asignada, llevan en algunos casos varios años pagando avales y con las máquinas en 'stock', por lo que están dispuestos a presentar ofertas muy competitivas. Muchos de ellos proceden de los concursos que en su momento convocaron Galicia, Aragón, Cantabria o Extremadura.
Las fuentes también atribuyen el resultado de la subasta a que, al haber muchos megavatios atascados, se ha podido dar salida a los mejores emplazamientos. La percepción dentro de la Administración es que el proceso ha sido "positivo" y que la idea de subastar pequeños bloques parece atraer una fuerte competencia.
ENCE DESEA RENTABILIDAD.
Tras el cierre de la subasta, Ence ha emitido una nota en la que ha vinculado el desarrollo de los 40 MW obtenidos en biomasa a "obtener la rentabilidad esperada".
El grupo papelero y energético señaló que dispone ya de "un avanzado y novedoso" proyecto de generación con biomasa que permitirá desarrollar una planta de generación "altamente eficiente y bajos costes de producción, para aprovechar la biomasa forestal y agrícola del entorno en el que se ubique la central".
No obstante, indicó que "sólo construirá la planta si está segura de obtener la rentabilidad esperada". Ence dispone de tres emplazamientos posibles para llevar a cabo la inversión (Pontevedra, la localidad leonesa de Villaturiel y Huelva) y la selección final de la ubicación dependerá de las mejores condiciones y de las facilidades administrativas e institucionales para la ejecución del proyecto.
PROCEDIMIENTO DE LA SUBASTA.
En la subasta, Industria reconocía de partida a cada uno de los 500 nuevos MW de eólica un valor estándar para la inversión inicial de 1,2 millones de euros, mientras que a cada unos de los 200 MW de biomasa se le ha asignado una inversión estándar de 3,35 millones de euros.
Durante la subasta, los interesados han realizado propuestas a la baja con respecto a los 1,2 millones y 3,35 millones por MW reconocidos de partida para la eólica y la biomasa, respectivamente.
El procedimiento de la subasta ha sido el de sobre cerrado y las ofertas que se han ido presentando ha consistido en un porcentaje de reducción con respecto a estas referencias.
La subasta ha sido de tipo marginalista, de modo que una vez cubierto el cupo, la última oferta en casar es la que ha marcado el precio para el conjunto de las adjudicadas.