Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El marido de Amy Winehouse inicia los trámites de divorcio por adulterio

Amy junto a Blake Fielder-Civil en una foto de archivo.telecinco.es
En ese dominical, la cantante aseguraba haber abandonado las drogas y haber encontrado a un nuevo amor, el actor Josh Bowman, de 21 años, con quien aparecía abrazada en varias imágenes.
"Puedo confirmar que he recibido instrucciones para comenzar el proceso de divorcio por el adulterio de Amy", ha dicho este lunes Brandman en un escueto comunicado.
Por su parte, un portavoz de la artista se ha limitado a comentar: "Hemos recibido los documentos (del divorcio) y el asunto está en manos de los abogados de Amy".
Ex operador de vídeo y nacido en Lincolnshire (norte de Inglaterra), Fielder-Civil se casó con Winehouse el año pasado en Miami.
Desde entonces, la pareja ha sido objeto de polémica por sus problemas con las fuerzas del orden como consecuencia de su adicción a las drogas, entre otras causas.
Además, Fielder-Civil salió el pasado mes de noviembre de la cárcel británica en la que pasó un año por agredir al dueño de un pub londinense y ofrecerle dinero a cambio de retirar la demanda y salir del país.
El todavía marido de la cantante ingresó entonces en un centro de desintoxicación de drogas, una de las condiciones de su liberación, si bien fue encarcelado de nuevo el pasado mes de diciembre por dar positivo en una prueba de detección de drogas.
La drogadicción también ha acompañado la carrera profesional de la cantante, millonaria gracias al enorme éxito de su segundo álbum, 'Back to Black', y ganadora de cinco Grammy.
Pero Amy no está dispuesta a que nadie le estropee su buen momento. Desde el Caribe, la cantante afirma que gracias a Josh "ha salido del infierno" y que desde que está con el no necesita las drogas porque "le hace sentirse genial". Tan feliz se encuentra la cantante con su nuevo amor que prefiere no pensar en su divorcio, "he olvidado que estoy casada", afirma.