Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anpier dice que el decreto de renovables beneficia a los especuladores y expulsa a los particulares

La Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (Anpier) considera que el nuevo real decreto de renovables, sobre el que se ha pronunciado este miércoles la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), "beneficia a los especuladores y expulsará a los particulares del sistema".
En una nota, las asociación considera que el superregulador avala un marco para las renovables articulado sobre "conceptos abstractos que condenan a los pequeños productores", entre ellos los de "ingresos estándar", "precio medio estimado" o "empresa bien gestionada".
Además, considera que la CNMC está validando un real decreto "idéntico al que la desaparecida Comisión Nacional de la Energía (CNE) desaconsejó poco antes de su extinción", tras considerar que los productores de energía se enfrentarían a balances negativos en su actividad.
"Anpier considera sorprendente que al nuevo regulador le parezca tan adecuado lo que hace unos días resultaba tan inoportuno para la CNE y alerta sobre las consecuencias que tendrá para las 55.000 familias productoras de energía solar fotovoltaica", afirma.
Estas familias invirtieron "todos sus ahorros con sus hogares como garantía" en la fotovoltaica "bajo la promesa del Estado de unos retornos ciertos" y "ahora se les quiere expulsar del sistema eléctrico con un nuevo marco legal retroactivo que se articula sobre conceptos abstractos que vulneran claramente el principio de seguridad jurídica".
Esta vulneración, señala, se produce tanto bajo la jurisprudencia constitucional como del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. "Ningún ente jurídico ajeno al Gobierno puedo poner en cuestión la clara agresión a la confianza legítima y a la irretroactividad que establece artículo 9.3 de la Constitución Española", señala.
ESPECULACIÓN.
La asociación señala que el principal cambio del decreto es una retribución conforme a unos "estándares" de costes de inversión de acuerdo con la potencia instalada, en lugar de ser proporcional a la energía producida, como ocurría hasta la fecha.
Anpier "alerta" de que "los grandes especuladores ajenos al sector serán los beneficiados por este nuevo marco normativo", mientras que los pequeños productores "serán expulsados del sistema, puesto que sus rentabilidades serán, como es evidente, ínfimas o negativas y, por lo tanto, se les podría considerar 'empresas mal gestionadas'".
En la práctica, el mecanismo supondrá "premiar a los que especulan con la generación fotovoltaica y arruinar a la que destinaron sus ahorros familiares a una inversión ética a cambio de unas rentas limitadas", dice.