Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“Ole, ole, ole, Cholo Simeone”

Qué manera de sufrir, qué manera de creer...eso y aguantar estoicamente es lo que hicieron ayer ante un impresionante Bayern de Múnich el equipo rojiblanco.

La afición se volvió loca cuando el árbitro pitó final del partido y el Atlético de Madrid se ponía por tercera vez en su historia en la final de la Liga de Campeones.

Los de Simeone jugarán la final de la Champions el 28 de mayo en Milán.